Antonio Graell – Fotografía Erótica, Fetichista y de Glamour.

Antonio Graell es un fotógrafo con una larga trayectoria profesional que nos introduce en un mundo de conceptos estéticos ambiciosos y propuestas tan valientes como arriesgadas. Su incursión en la fotografía erótica, fetichista y glamurosa no se limita el la simple exhibición corporal, Graell siempre anda buscando nuevos caminos de iluminación y montajes, nuevos métodos de trabajo que lleven su fotografía un paso más adelante. Sobre todo esto nos hablará a lo largo de esta larga e interesante entrevista que nos ha concedido, y en su web encontraréis todavía mucho más. Por nuestra parte solo nos queda agradecerle toda la colaboración que nos ha brindado.

Antonio Graell© – Irene

enkil: ¿Quién es Antonio Graell?
Antonio Graell: La verdad que no me resulta fácil responderte, dejémoslo en que soy un madrileño nacido en 1962 a quien siempre fascinaron los retratos del Hollywood de las décadas 40 y 50, que descubrí la fotografía, por casualidad, con unos 16 años y que mi estilo de iluminar esta influenciado, desde que era un niño y de manera inconsciente, por el cine expresionista alemán de los años 20 y el cine negro y de terror americano de los 40, algo de lo que no he sido consciente hasta hace poco tiempo.

Antonio Graell© – Carla

enkil: Más de 30 años haciendo fotografías dan para mucho. ¿Como te introduces en este mundo y que te lleva a continuar en el?
Antonio Graell: De una manera totalmente casual, con apenas 16 años participé en un intercambio deportivo, en esa época era miembro del Canoe Natación Club, con un club holandés de natación. El viaje era en autobús y también pararíamos en Barcelona, Paris y Bruselas, así que mi padre me dejó una Canon de telémetro, me dio las indicaciones básicas (era la primera vez que tenía una cámara en mis manos) y cuando mis padres vieron el resultado me ofrecieron hacer un curso de fotografía.

Antonio Graell© – Lara

enkil: Sabemos que has tocado varios campos en tu larga trayectoria profesional, sin embargo tu trabajo más reconocido y empleado es la fotografía erótica y fetichista. ¿Qué te hace decidirte por este estilo?
Antonio Graell: La verdad que fue un poco fruto de la casualidad, una serie de fotografías con el fetichismo y el BDSM como tema que habíamos realizado entre Beatriz, mi pareja, que fue quien hizo de modelo y yo, llegaron a las manos de Jose Mª Ponce, quien en aquel entonces dirigía el FICEB, cuando las vio nos propuso que preparásemos una exposición en esa línea y nació “En La Frontera”, mi primera exposición.
Eso sucedió en el 1998, tras de aquella exposición me ofrecieron realizar la portada de una nueva revista sobre BDSM llamada “Club Cuero” y colaborar también con otras revistas del sector como “LIB”, la gran ventaja fue que desde el principio tuve carta blanca para realizar las fotografías como yo desease, una de esas oportunidades que nunca hay que dejar escapar ya que gracias a ella he podido desarrollar y mostrar mi faceta más personal como fotógrafo.

Antonio Graell© – Irene

enkil: ¿Qué es para ti el erotismo y cómo describirías tu trabajo erótico?
Antonio Graell: No es fácil dar una respuesta sencilla, el erotismo es algo que está siempre presente, puede que no de una manera física, pero si en nuestra mente.
En mi caso particular intento plasmar escenas que puedan sugerir más de lo que se ve, que muestren la belleza de la modelo y para ello es imprescindible que se cree un buen feedback entre nosotros.

Antonio Graell© – Nesser

enkil: ¿Cuál es la diferencia entre erotismo y fetichismo a la hora de componer una fotografía?
Antonio Graell: Bueno, creo que la diferencia, bajo mi punto de vista, está en que el fetichismo es un ingrediente más del erotismo, tal vez sería más adecuado diferenciar entre una fotografía de desnudo, donde no existiría ninguna intención de excitar el deseo sexual ó una fotografía erótica en la que si que se busca crear un mínimo de excitación y para ello se puede hacer uso de infinidad de elementos, incluyendo los que comúnmente se asocian con el fetichismo, pero, personalmente, creo que una mirada ó una expresión puede resultar muchísimo más erótica que un cuerpo desnudo sin rostro.

Antonio Graell© – Tytania

enkil: Una de las bases de tus fotografías se centra en la iluminación. ¿Hasta que punto es esta importante en tu trabajo?
Antonio Graell: Para mi resulta algo imprescindible, necesito usar la iluminación para dar el énfasis a lo que me resulta importante, al fin y al cabo la palabra fotografía significa, literalmente, “pintar con luz”, incluso cuando realizo algún reportaje siempre llevo mi flash de mano y constantemente ando pensando que adaptadores podría usar para modificar su luz y mezclarla con la ambiental a mi gusto.

Antonio Graell© – Belen

enkil: Antonio Graell es un fotógrafo que experimenta constantemente con diferentes formas de trabajo. Uno de estos experimentos lo has bautizado como “La Halurización del Pixel”. ¿Nos podrías explicar en que consiste y que has querido mostrar o expresar con el?
Antonio Graell: “La Halurización del Pixel” es un proyecto para deconstruir la fotografía digital, básicamente consiste en usar el monitor del ordenador como un negativo “digital” a través del cual realizar la copia en papel fotográfico, me refiero al clásico papel que lleva usándose desde hace cerca de un siglo, poniendo este papel en contacto directo con el monitor y usando la luz de este monitor para impresionar la emulsión del papel y crear la imagen final, puede que explicado así quede un poco lioso, pero en la práctica es mucho menos complicado.

Antonio Graell© – Irene

Cuando tuve la idea de la Halurización, fue más una cuestión meramente técnica, me apetecía ver si el resultado podría resultar interesante, pero una vez realizadas las primeras pruebas me fueron surgiendo muchas ideas sobre el proceso fotográfico, sobre la evolución de la fotografía y especialmente sobre las grandísimas diferencias que existen entre la novedosa fotografía digital (tal vez sería más adecuado hablar de fotografía electrónica ó eléctrica) y la veterana fotografía analógica ó química. De alguna manera también es un intento de terminar con el enfrentamiento que existe entre quienes consideran que la fotografía analógica está obsoleta y quienes opinan que la fotografía digital no es verdadera fotografía, demostrar como tanto una como otra pueden ser usadas de un modo “colaborativo” para conseguir resultados nuevos.
De todos modos en http://www.graell.com/la-halurizacion-del-pixel/ están recopilados los textos que he ido escribiendo desde que inicié el proyecto

Antonio Graell© – Silvia Giner

enkil: ¿Cómo preparas tus proyectos fotográficos, con una base planificada o con una línea más directa hacia la improvisación?
Antonio Graell: Depende, por un lado están las sesiones fotográficas, en ellas hay una buena parte de improvisación por que la interacción con la modelo es muy importante y por lo tanto es imprescindible estar dispuesto a improvisar, de todos modos, casi siempre tengo algunas ideas más ó menos planificadas en cada sesión para las cuales puede ser necesario haber realizado ciertas pruebas ó tener determinados elementos preparados con antelación.
En la otra parte estarían los proyectos pensados para mostrarse como una exposición, en el caso de “En La Frontera” estaban planificadas el 80% de las fotografías, en cambio, para la Halurización seleccioné las imágenes que me parecieron más adecuadas para que el montaje final de la exposición quedase coherente.

Antonio Graell© – Sigrid

enkil: ¿Cuales son tus herramientas de trabajo? ¿Prefieres el trabajo digital o la película?
Antonio Graell: Mis herramientas son básicamente la cámara y el equipo de iluminación, otra parte muy importante, aunque no es ninguna herramienta, es Beatriz, mi pareja desde hace más de quince años y que desde el principio ha ejercido como ayudante y maquilladora.
En cuanto a mis preferencias, hace diez años te habría respondido que prefería la película sin dudar, pero sinceramente, no se puede luchar contra corriente y ya hace varios años que he sido poseído por el “lado oscuro” de la fotografía digital jejeje. Ahora en serio, creo que son técnicas diferentes y no pueden ser comparadas como iguales, para mi, la gran ventaja del digital, está en el manejo del color y gracias a el he conseguido trabajar en color como si lo hiciese en B/N, por otra parte, la magia que se siente cuando estás en un cuarto oscuro, oliendo a químicos, manipulando el papel y viendo como la imagen aparece al revelarle es algo que nunca se podrá conseguir sentado frente a un ordenador.

Antonio Graell© – Irene

enkil: ¿Qué intenta comunicar Antonio Graell con sus fotografías y donde crees que sitúan estas al espectador?
Antonio Graell: En un principio, cuando realicé “En La Frontera” en 1998, mi intención era mostrar la cara bella del BDSM, pero actualmente creo que ese aspecto ya está superado, de alguna manera los rostros y las expresiones se han convertido en una parte tan importante ó incluso más que el cuerpo, desnudo ó no, por su capacidad de transmitir sentimientos, sensaciones, cada vez más busco que mis modelos puedan “interpretar” para conseguir la expresión que considero adecuada a la imagen, que su mirada hable.
Sobre la posición del espectador (ó de la espectadora) vendrá determinada más por sus propios intereses que por los míos, personalmente intento que cuando alguien vea mi trabajo encuentre belleza, fantasía, sensualidad, pasión, amor, deseo.

Antonio Graell© – Almudena

enkil: En Uno de los Nuestros somos bastante seguidores y admiradores de la fotografía erótica elevada a la categoría de Arte. ¿Crees que se le puede considerar así? ¿Está preparada nuestra sociedad para considerar la fotografía erótica como una expresión artística?
Antonio Graell: Rotundamente si, pero creo que nuestra sociedad esta viciada por una serie de arquetipos que lo impiden. Nadie rechaza el desnudo como expresión artística en otras disciplinas, incluso en fotografía, pero cuando el componente erótico entra en juego la cosa se complica.

Antonio Graell© – Alicia

enkil: A menudo el erotismo y el fetichismo, se asocia a la pornografía. Hay incluso grandes fotógrafos cuyo trabajo se encuentra en el borde mismo de ese concepto. ¿Donde se encuentra la línea que separa uno de otro? ¿Debería existir esa línea?
Antonio Graell: Más bien diría que no hay una línea, para mí es una franja donde pornografía, erotismo y fetichismo conviven, se mezclan y el resultado final está marcado por el medio donde se muestre la obra, la misma imagen puede ser recibida de manera muy diferente si es publicada en una revista pornográfica, en una revista de arte ó colgada en una galería de arte.

Antonio Graell© – Samantha

enkil: ¿Porqué el Arte Pictórico con grandes artistas como Picasso o Schiele pueden mostrar escenas de actos sexuales explícitos y que su obra se etiquete como “ilícita”, y en contraposición esa misma temática reflejada en fotografía se etiqueta como “pornográfica”?
Antonio Graell: Creo que en gran medida viene motivado por dos cuestiones, la primera que la fotografía, a pesar de todo, sigue siendo considerada como un arte menor, especialmente en lo que a sus temáticas se refiere, la segunda que aún no hay fotógrafos que estén considerados a la altura de los que mencionas, aunque artísticamente si que lo estén. Pero todo depende de quien opine.

Antonio Graell© – Sigrid

enkil: ¿Una fotografía puede (o debe) ser considerada erótica si no excita la libido?
Antonio Graell: Si puede ser considerada erótica aunque no excite la libido, pero el erotismo que a una persona la pueda resultar excitante a otra puede que la resulte anodino ó incluso desagradable, por otro lado hay quien no desea que su obra tenga la calificación de “erótica”, en muchas ocasiones por una mal entendida “dignidad”.

Antonio Graell© – Irene

enkil: Muchas veces se mira la fotografía erótica como un simple paisaje corporal, sin embargo la modelo es una pieza tan importante en la fotografía erótica como el mismo fotógrafo. El entendimiento entre ambos es básico para el resultado final. ¿Qué papel juega la modelo en tus fotografías? ¿Resulta difícil encontrar modelos capaces de romper el pudor de mostrar su cuerpo y su intimidad delante de una cámara?
Antonio Graell: Evidentemente, la modelo es la base de mis fotografías, pero lo más importante es su complicidad, su participación activa a la hora de posar, que también sugiera ideas y aporte una visión diferente.
Siendo sincero, he de reconocer que nunca me ha resultado demasiado complicado encontrar modelos, en gran medida por el hecho de que siempre he tenido a mi lado a Beatriz, el que ella sea una parte activa de la sesión siempre ha sido una ventaja, por otro lado la sinceridad a la hora de explicar que fotos se van ha realizar, donde se van a mostrar y sobre todo dejar claro a la modelo que es ella tiene la última palabra a la hora de decidir si está dispuesta ha realizar cierta toma ó no se ve capaz por los motivos que sean.

Antonio Graell© – Silvia Giner

enkil: ¿Qué hace que una modelo sea perfecta?
Antonio Graell: Uf, creo que es muy complicado encontrar la modelo “perfecta”, creo más interesante que sea el fotógrafo quien “fabrique” la(s) escena(s) perfecta(s) para la modelo con la que vaya a trabajar, de ese modo todo será mucho más fluido y natural a la hora de la sesión.

Antonio Graell© – Nesser

enkil: ¿Porqué crees que no hay la misma aceptación del desnudo masculino con respecto al femenino incluso entre las fotógrafas?
Antonio Graell: Posiblemente por nuestra cultura, en ella, sin entrar en lo justo ó injusto de la situación, la mujer siempre ha sido mejor “aceptada” si es bella, si se muestra hasta cierto punto “seductora”, al hombre por su parte le gusta “mirar”, en el fondo es como un niño ante un escaparate de golosinas y también suele ser más proclive a “coleccionar” las cosas que le gustan, lo dicho puede parecer banal ó machista, pero bajo mi punto de vista es así, también creo que poco a poco el cuerpo masculino está ganando terreno, en gran medida por el fuerte movimiento gay y su influencia en la sociedad.

Antonio Graell© – Sophie

enkil: Considerando ya la fotografía erótica y fetichista como Arte, ¿Qué salidas hay para poder exponer en galerías o museos? ¿Crees que este tipo de fotografía sigue estando todavía restringida a revistas más o menos especializadas e Internet?
Antonio Graell: Creo que pocas, al menos mientras no cambie la sociedad, el sexo es un mercado inmenso, todo el mundo lo consume, tanto el cine como la televisión ó la prensa incluyen su ración de sexo, pero a la hora de la verdad sigue usándose como un reclamo, pero cuando se trata de que ocupe un lugar menos “banal” como un museo ó una galería la cosa se complica y si alguien se atreve ya se encargaran los sectores más reaccionarios de montar el escándalo necesario para que se retire.
En cuanto a Internet, es cierto que se está perfilando como el mejor lugar para mostrar este tipo de trabajo, las revistas, sin tener en cuenta que cada día lo tienen más difícil, no buscan “arte” tan solo quieren sexo y poses cada vez más explicitas, chicas con una estética y un físico repetitivo que protagonizan reportajes reiterativos ó también están las que buscan a la famosa (ó famosilla) de turno que muestre sus encantos con cierta “clase”. En cualquier caso nunca ha existido una revista dirigida a un público interesado en el erotismo de calidad, al menos en España, tan solo en revistas de fotografía ha sido posible ver algún trabajo de esta índole y de manera bastante esporádica.

Antonio Graell© – Irene

enkil: ¿Cuál es el mayor obstáculo al que te enfrentas al crear y exhibir tu obra erótica?
Antonio Graell: En lo se refiere a la creación me preocupa no volverme repetitivo y llevo tiempo dando vueltas a buscar nuevos caminos. Donde si que encuentro mayores problemas es a la hora de mostrar físicamente mi trabajo, encontrar un espacio donde exponer no es fácil, pero una vez que lo encuentras es preciso realizar una inversión más ó menos considerable, en la impresión de la obra, en su montaje y en la promoción, que nunca se recupera y encontrar patrocinadores es aún más complicado.

Antonio Graell© – Johanna

enkil: ¿Cuáles son tus inspiraciones fotográficas? ¿Qué fotógrafos se encuentran entre tus favoritos?
Antonio Graell: Posiblemente el fotógrafo que más me ha influido sea Helmut Newton, al menos en lo que al fetichismo y erotismo se refiere, pero posiblemente Irina Ionesco también dejó una huella muy intensa, aunque de una manera menos consciente, como favoritos siempre tengo a los clásicos, Adams, Weston, Man Ray, Penn, Beaton, Avedon, Halsman y algunos que me dejo en el tintero.

Antonio Graell© – Johanna

enkil: ¿Qué planes de futuro tiene Antonio Graell?
Antonio Graell: Lo primero sobrevivir a la crisis jejeje, por otra parte estoy deseando retomar mi proyecto de “La Halurización del Pixel” en sus siguientes fases, también ando buscando nuevas técnicas de fotoacabado y para el mes de octubre estoy preparando algo que ya te comunicaré cuando lo tenga bien atado.

Antonio Graell© – Silvia Giner

7 opiniones en “Antonio Graell – Fotografía Erótica, Fetichista y de Glamour.”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Sugerentes imágenes, aunque soy fan del B/N en este caso me gustan especialmente las “pintadas con luz” ese tinte rojizo le da un punto interesante a la temática! Felicidades por las imagenes y tb por las palabras. Bsos

  3. Antonio: Un placer reencontrarte en las redes virtuales. Asistí a muchas de las fiestas que organizabais en Madrid y te he seguido, como fotógrafo, cuando he podido. Enhorabuena por tu obra y un fuerte abrazo.

Comenta algo si te apetece