Eikoh Hosoe – Contraste Vital

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe es un fotógrafo y productor audiovisual nacido en Yonezawa, Yamagata, Japón en 1933. Su padre era un sacerdote shinto y empezó a hacer fotografías desde su infancia. Ganó el primer premio del concurso Fuji Film con su obra Paddie-Chan por lo que aumentó su interés por la fotografía y entre 1951 y 1954 realizó estudios en la Escuela de Fotografía de Tokio, lo que le permitió al terminar trabajar como freelance. En 1959 fundó la agencia Vivo junto a Ikkō Narahara y Shōmei Tōmatsu, entre otros.

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Después de estudiar en The Tokyo College of Photography en los años 50, Hosoe se unió al vanguardista grupo Demokrato que estaba liderado  por el artista Ei Q. En 1960 Hosoe creó el Jazzu Eiga Jikken-shitsu (Laboratorio de películas de Jazz) con Hijikata,Shuji Terayama y Shōmei Tōmatsu, que era un proyecto artístico multidisciplinario dirigido a producir trabajos altamente expresivos e intensos tales como la película en blanco y negro (Navel) y la bomba atómica (Heso to genbaku). También en 1960 Hosoe creó Otoko al onna (Hombre y mujer) donde trata al cuerpo humano como un objeto desnudo, representando de una manera viva el drama de la rivalidad entre los dos sexos sobre una base de igualdad.

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Con Hijikata, Hosoe creó Kamaitachi, una serie de imágenes que se refieren a historias de un ser sobrenatural del campo japonés que estuvo muy presente su niñez. En las fotografías, Hijikata se ve como un fantasma vagabundo que refleja el duro paisaje y que enfrenta a granjeros y a niños. Con Yukio Mishima como modelo, Hosoe creó una serie de imágenes oscuras y eróticas centradas en el cuerpo masculino en su libro Ordeal by Roses (Bara-kei, 1963). La serie (realizada en la casa de Mishima en Tokio) coloca al escritor en actitudes melodramáticas, dando rienda suelta a sus  fantasías, anticipando incluso su suicidio de 1970. En 1964 estuvo visitando Barcelona donde se sintió impresionado por la arquitectura de Gaudí lo que le hizo regresar en 1977 a fotografiar su obra. A finales de los 70 se interesó en las consecuencias que tuvo la bomba atómica  sobre la ciudad y sus gentes, realizando el libro Retorno a Hiroshima.

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

En 1971 publica su libro Hoyo (Abrazo), que es una versión más abstracta de Otoko al onna, de nuevo centrado en el diálogo entre los hombres y las mujeres y mostrando la esencia de la vida simplemente abstrayendo la carne. De 1976 a 1984 creó unas series de fotografías de la arquitectura de Gaudí, con las que publicó su libro Gaudí no uchu (El universo de Gaudí). Hosoe ha sido el director del Kiyosato Museum of Photographic Arts (Kiyosato, Yamanashi)  desde su apertura en 1995.

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe es una parte integral de la historia de la fotografía japonesa moderna pero, además, sigue siendo una fuerza impulsora en la fotografía, no sólo por su propio trabajo, sino también como profesor y embajador, fomentando el intercambio artístico entre Japón y el mundo exterior. Su influencia se ha hecho sentir en su país natal y en toda la comunidad fotográfica internacional. Su obra se ha exhibido en instituciones significativas como el International Center of Photography y el Museum of Modern Art, en Nueva York; el Nikon Salon, en Tokio; el Victoria and Albert Museum, en Londres y el Smithsonian, en Washington D. C. Ha sido profesor de fotografía en el Instituto de Tokio de Escuelas Politécnicas desde 1975 realizando varios talleres de enseñanza de fotografía por todo el mundo.

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Hosoe se ha convertido en una leyenda por sus fotografías que muestran algo más allá de la realidad, rebasan el aspecto físico y se convierten en medios que nos conectan con nuestros pensamientos e imaginación.  Sus figuras, contrastes,  grises,  luces y  sombras de la arena de plata, atrapan y seducen. Su obra es un entramado de encuentros y un laberinto de significados: va de la realidad social a la filosofía, del retrato a la danza Butoh, de los grises a la solarización, del paisaje oriental a la arquitectura de Gaudí, del erotismo a la lucha entre los sexos, y de lo tangible a lo invisible.

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Información extraída del fantástico blog de fotografía “Cada día un Fotógrafo”, de Wikipedia y de esta entrevista realiza por Federico Gama. “Para mí la fotografía puede ser simultáneamente un trabajo y “un espejo” o “ventana” de autoexpresión. Se asume generalmente que la cámara no puede captar lo que no sea visible al ojo. Pero el fotógrafo que la maneja puede captar aquellas mentiras no vistas en su memoria”. (Eikoh Hosoe)

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

Eikoh Hosoe©Eikoh Hosoe

FacebookStumbleUponMeneameTumblrDeliciousDiggLiveJournalInstapaperMarcador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

  1. Fuerza, Erotismo, Misterio y enorme Expresividad, son para mi los ejes de Eikoh Hosoe, un genio talentoso del arte fotográfico. Gracias. Arturo

  2. Pingback: Eikoh Hosoe – 細江 英公 |