El increíble mundo de Mafalda y su grupo de amigos y familiares nos reflejan con humor y cierta ironía la sociedad que nos envuelve. De su inocente mundo sale la crítica más voraz y la más adorable de las sonrisas.