Un poco en la línea de Jim Warrem que veía en Pasa la vida, Jacek Yerka, (Polonia 1950), nos muestra en sus obras (acrílico sobre tela) un mundo fantástico y surrealista donde encontramos estrañas béstias y paisajes hermosamente caprichosos.