Julian Beeber es un artista inglés cuya obra ha dado la vuelta al mundo principalmente por sus trabajos en tiza realizados sobre el suelo y con perspectiva 3D, un movimiento llamado anamorfismo que crea una ilusión óptica de forma que sus dibujos solo se ven correctamente desde una perspectiva concreta. Ha trabajado en el Reino Unido, Bélgica, Francia, Holanda, Alemania, los Estados Unidos y Australia. Por la red circulan muchas de sus obras.

Otro artista que también trabaja en la misma línea es Kurt Wenner. Este americano utiliza la misma técnica del anamorfismo en tiza, y sus obras también poseen un curioso efecto visual. Podéis comparar ambos y quedaros con el que más os guste, a mi me resulta difícil. 😉