Ron Muecks nace en Australia en 1958. De padres fabricantes de juguetes, empieza trabajando para show de televisión para niños, y más tarde se pasará a los efectos especiales en películas como Laberinto (1986) protagonizada por David Bowie. A partir de entonces crea su propia compañía, ahora ya en Londres, donde hace sobre todo muñecos para ser fotografiados para anuncios. Sin embargo el echo de que solo se puedan fotografiar desde determinados ángulos para ocultar las partes imperfectas le hace trabajar en busca de materiales que eliminen este problema. A principios de los 90 fue reclamado para hacer algo más realista, y descartando el látex que era lo más usado entonces, descubre la resina de poliester que aplica desde entonces a sus mármoles y bronces. Pero sin duda sus trabajos más impresionantes son sus enormes figuras (ver galeria) que se encuentran en diferentes exposiciones y galerías, las cuales además de por su tamaño nos sorprenden gratamente por ese magistral realismo.

Big Man, 2000 (203.2 x 120.7 x 204.5 cm)

In Bed, 2005 – (161.9 x 649.9 x 395 cm)

Mask II, 2001–2002 (77.2 x 118.1 x 85.1 cm)

El creador australiano afincado en Londres comienza modelando en pequeños formatos para decidir la postura y el gesto de la escultura, y posteriormente pasa a una dimensión media, con las formas “sumamente definidas”, que a continuación fracciona en secciones que, ampliadas, darán lugar al “esqueleto” de la pieza definitiva.

La siguiente etapa consiste en forrar ese esqueleto con tela metálica y yeso, sobre el que modela en barro hasta los últimos detalles como arrugas, grietas o poros de la piel. Una vez modelada la obra, le da un baño de barnices que neutralizan las impurezas del barro y permiten separar éste del molde con facilidad, y sobre el barniz empieza el trabajo de superposición de las capas de poliéster, sobre las que pinta la que será la textura de la piel.

Para el final del proceso queda la incorporación del vello, que en las esculturas de pequeño formato es orgánico y en las grandes está recreado con filamentos de resina de poliéster, aunque en ambos casos el artista inserta uno a uno cada vello con pequeñas perforaciones en el cuerpo de la figura.

Por último, para los ojos utiliza lentes transparentes incrustadas sobre un iris coloreado y envueltas en una pupila negra que da la sensación de profundidad. (El Pais)

Two Women, 2005 (85.1 x 47.9 x 38.1 cm)

Muchacho 490 x 490 x 250 cm

Y para terminar un vídeo con unas cuantas de sus imágenes