Pues muy en la línea de Hristo Shindov que ya enlazamos hace poco, Florian Schneider nos ofrece unas fotografías donde procesa el color de forma muy parecida. Nacido en Alemania Florian empezó como escritor, con una existencia hiperactiva que le llevaba de un lado a otro pagándose sus viajes con sus escritos. Fue en Londres donde descubrió su amor a la fotografía, y en el 2005 se traslada a Los Angeles donde ya había estado en su época de escritor. Florian utiliza los elementos que se va encontrando y que le aportan ideas, puede pasarse horas en un tejado con su cámara helándose hasta conseguir su objetivo. Trabaja sobre todo en publicidad y entretenimiento y su fotografía consigue tonos verdaderamente impactantes. (Clic en imagen para ampliar)