El otro día me disponía a ver la única película (al menos que recuerde) que no había visto de David Lynch, Una historia verdadera. La verdad es que siendo un incondicional de Lynch ya me esperaba alguna buena película, y la verdad es que me encantó, sin embargo me sorprendió gratamente encontrarme con una película un tanto atípica del genio, y más viniendo de ver hace bien poco su último trabajo, la genial Inland Empire de la que ya hablamos aquí.

Con Una Historia Verdadera (1999), Lynch nos introduce en un mundo sencillo y pausado, lejos de sus pesadillescos escenarios, pero sin perder su marca en ningún momento. Lahistoria de un hombre mayor que decide hacer un viaje a través de varias poblaciones americanas para visitar a su hermano con el que no se habla desde hace años y el cual ha sufrido un infarto, montado en un cortacesped, es, si más no, simpática. La película nos introduce en una experiencia llena de sentimientos, destila paz, sensatez, honestidad. Con un argumento básico y en principio sin mayores complicaciones, nos sumerge en una serie de sensaciones que como espectador vamos saboreando a medida que pasan los minutos. Es en esa sencillez donde encontramos el verdadero valor de las cosas que nos cuenta. En un mundo donde las prisas y los grandes avances técnicos marcan nuestro ritmo diario y nos sumerge en un caos sin fundamento, Alvin Straight, el protagonista de 80 años (Richard Farnsworth) nos impone un ritmo pausado pero no exento de aventura. Magnífica la actuación de este octogenario actor, y estupenda las contribuciones de Angelo Badalameni nuevamente a la dirección de la banda sonora y la de Freddie Francis a la fotografía.


Una historia verdadera es la primera película que dirige Lynch y cuyo guión no ha escrito el mismo. Está basada en un hecho real publicado en el New York Times en 1994. Fue Mary Sweeney, mujer del David Lynch y madre de su hijo, la que le dio a conocer la historia al realizador y quien participó en el guión y en el montaje. Es en resumen una película sencilla con una gran carga humana a la que Lynch le imprime su personal estilo de forma discreta pero palpable.

Director: David Lynch
Escrita por: John Roach & Mary Sweeney
Más actores: Sissy Spacek
Jane Galloway Heitz
Joseph A. Carpenter
Donald Wiegert
Richard Farnsworth
Tracey Maloney
Dan Flannery