Alayna Magnan’s es una artista de Los Angeles, California de tan solo 23 años y con todo un proyecto entre lo artístico y lo comercial en el que han influido la cultura pop, la moda, el punk rock, los tatuajes, los comics, muñecas Barbie, pin-ups, y la brillante cliché de que “el sexo vende”. A pesar de que toda la parafernalia comercial está enfocada a un tipo de público concreto, las ilustraciones y pinturas de Alayna son dignas de destacar por su aire gamberro, sexy y con una gran frescura en su ejecución.