Ni que decir tiene que este post representa simplemente lo que su título indica, no pretende ser una exposición de las diez mejores obras, ni tan siquiera las que más gustan, pues esto es muy subjetivo y cada cual podría tener sus propias preferencias. También hay que tener en cuenta que se trata de actos muy especulativos, donde La Bolsa de valores, los grandes bancos, empresas multinacionales o multimillonarios ven en la compra de Arte una manera de rentabilizar más su prestigio y su dinero, lo cual deja fuera también grandes obras de autores como El Bosco, Goya,  da Vinci, Rembrandt, Velázquez , que pertenecen a Museos y las cuales no tienen precio. Yo soy más de Artistas menos conocidos, pero me ha parecido interesante revisar esta lista que puede que en poco tiempo ya esté obsoleta y algunas obras hayan sido desbancadas del ranking. En cuanto a distintos debates que pueda generar el tema no he querido plantearlos aquí, pero dejo abierto los comentarios para vuestras opiniones al respecto.

1. JACKSON POLLOCK: “Number 5, 1948”, 1948

Venta privada , 2006. Vendedor: David Geffen. Comprador: David Martínez. Vendido por: 140.000.000 dólares (109.100.000 euros). Hoy por hoy, este espectacular “drip” de Jackson Pollock es la pintura más cara jamás vendida, pese a que la exorbitante suma no ha sido totalmente confirmada (aunque tampoco negada). Esta venta demuestra no sólo la fuerza del mercado del Arte, sino también el creciente interés por las obras de Arte contemporáneo

2. WILLEM DE KOONING: “Woman III”, 1952-53

Venta privada , 2006. Vendedor: David Geffen. Comprador: Steven Cohe. Vendido por: 137.500.000 dólares (107,2 millones de euros). Primero Pollock. William De Kooning después. La conclusión inmediata es que el expresionismo abstracto americano ha desbancado al impresionismo como el periodo artístico más apreciado por el mercado. Esta pintura es la única de la serie  de 6 cuadros llamada “Mujeres” de Willem De Kooning todavía en manos privadas. Curiosidades: Willem de Kooning ha inspirado a la banda galesa Manic Street Preachers tres canciones: “Interiors (Song for Willem de Kooning)”, “His Last Painting” (sobre su batalla con el Alzheimer), y la canción “Door to the River” (que recibe su título de una pintura). En el largometraje de 2000 Pollock fue interpretado por Val Kilmer.

3. GUSTAV KLIMT: “Adele Bloch-bauer”, 1907

Vendido por: 135.000.000 dólares (107.000.000 euros). Venta privada, 2006. comprador: Ronald Lauder. Gustav Klimt fue famoso por el usar oro y representar mujeres desnudas en sus pinturas, utilizaba modelos que pertenecían a la burguesía vienesa, pero también tenía un séquito de mujeres prostitutas o de vida humilde que le servían de musas. El tema que trata en la mayoría de sus cuadros es la sexualidad femenina recorriendo el ciclo de la vida en todas sus etapas: procreación, gestación, infancia, juventud y vejez, salud y hermosura, enfermedad y muerte. <!– @page { size: 21cm 29.7cm; margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –> A Klimt le llevó tres años completar este cuadro, que mide 138 x 138 cm y está hecho con óleo y oro sobre tela, con una ornamentación elaborada y compleja. La adquisición de esta emblemática pintura por el magnate de los cosméticos Ronald Lauder conmocionó el mercado del Arte, no sólo por la espectacular cifra pagada, sino por la manera en la que fue vendida, alejada del ruidoso mundo de las subastas. La pintura formaba parte de un grupo de cinco lienzos recientemente restituidos a sus antiguos dueños, la familia judía Bloch-Bauer, por un juzgado de Viena tras largas décadas de espera. Los lienzos habían sido confiscados por el ejército nazi, y pasaron a la Galería Nacional de Austria en 1948.

4. PABLO PICASSO: “Garçon a la pipe”, 1904

Vendido por: 104.000.000 dólares (85,7 millones de euros). Sotheby’s New York, mayo 2004. Comprador: anónimo  El lienzo “Garcon á la pipe” representa a un poético adolescente vestido de azul, con una corona de flores rojas, que sostiene una pipa en su mano izquierda sobre un fondo en tonos rosa-anaranjados. Fue realizada en pleno “periodo rosa” (1904-1906) del artista Pablo Picasso. La venta de este jovenzuelo fumador marcó un hito en el mundo de las subastas. En primer lugar, sigue siendo la pintura más cara jamás subastada (el caso del Klimt es una venta privada). Pero es que además rompió el record que Vincent van Gogh ostentaba desde 14 años atrás. Por si eso fuera poco, superó por primera vez la barrera de los 100 millones de dólares. Aunque el nombre del comprador sigue siendo secreto, algunas fuentes apuntan a Guido Barilla, el magnate de la pasta italiana.

5. PABLO PICASSO: “Dora Maar au chat”, 1941

Vendido por: 95.200.000 dólares (75 millones de euros). Sotheby’s New York, mayo 2006. Comprador: anónimo.  Dora Maar (1907-1997) conoció a Picasso en 1930, y su relación sentimental duró hasta 1946. Nacida en Paris y criada en Argentina, Maar fue uno de los modelos favoritos de Picasso. La pintura, que mide 130- 97 cm ., fue recientemente redescubierta y autentificada por la hija de Picasso, Maya Widmaier Picasso.

6. GUSTAV KLIMT: “Adele Bloch-bauer II “, 1912

Vendido por: 87.936.000 dólares. Christie’s New York , noviembre 2006. Comprador: anónimo.  La pintura muestra a Adele Bloch-Bauer, esposa del mecenas de Klimt, Ferdinand Bloch-Bauer, y la única modelo retratada dos veces por el artista, emergiendo gloriosamente de un colorido jardín. Vendida tan solo unos meses después que la primera versión del “Adele”, este óleo fue la estrella de una subasta en la que cuatro obras de Klimt -incluida esta- sumaron un total de 192 millones de dólares.

7. VINCENT VAN GOGH: “Retrato del doctor Gachet”, 1890

Vendido por: 82.500.000 dólares. Christie’s New York, mayo 1990. Comprador: Ryoei Sait. El Retrato del doctor Gachet es un cuadro pintado al óleo sobre tela del pintor holandés Vincent van Gogh. Data del año 1890. Es una de las pinturas de Van Gogh más reverenciadas, desde que alcanzó un precio récord en 1990. Hay dos versiones auténticas de este retrato, ambas ejecutadas en junio de 1890 durante los últimos meses de vida de Van Gogh. En ambas se muestra el doctor Gachet sentado ante una mesa y haciendo descansar su cabeza sobre su brazo derecho, pero pueden diferenciarse con facilidad. (La otra versión aquí). La historia de este famosísimo y brillante retrato resume por si misma el “boom adquisitivo japonés” de finales de los 80 y principios de los 90: gran pintura, vendida por una cantidad astronómica a un japonés (Ryoei Saito), posteriormente arruinado, y el lugar de residencia de la obra es hoy por hoy un misterio. Varios rumores la sitúan en Europa, e incluso se dice que la obra podría regresar en breve al mercado.

8. JASPER JOHN: “False Start”, 1959

Vendido por: 80-000-000 dólares. Venta privada, otoño 2006. Comprador: anónimo. Jasper John (1930) es un artista norteamericano que trabaja principalmente en la pintura y el grabado. Su trabajo es a menudo descrito como eno-dadaista en contraposición con el arte pop, a pesar de incluir objetos e imágenes de la cultura popular. “False Star” vendida por David Geffen, es la segunda obra más cara jamás vendida de un artista contemporáne.

9. PIERRE AUGUSTE RENOIR: “Bal au moulin de la Galette“, 1876

Vendido por: 78.100.000 dólares. Sotheby’s New York, mayo 1990. Comprador: Ryoei Saito. Baile en el Moulin de la Galette (en francés: Bal au moulin de la Galette) es una de las obras más célebres del pintor impresionista francés Pierre-Auguste Renoir. Esta pintura ha sido descrita en ocasiones como “la pintura más bella del siglo XIX”. La escena describe uno de los numerosos bailes que se celebraban en el Molino de la Galette , uno de los locales de diversión más frecuentados del Montmartre de la época y punto de encuentro para bohemios y artistas como Toulouse-Lautrec, van Gogh o el propio Renoir. También hay dos versiones, una se encuentra en el museo Orsay de Francia, la otra, la que nos ocupa, es otra víctima de la moda japonesa de “cómprame y olvídame”. Al igual que la pintura precedente, el lienzo fue comprado por Ryoe Saito por 78.1 millones de dólares en Sotheby’s, en 1990, y vendido en 1997 a un coleccionista privado europeo por unos 50 millones de dólares.

10. PETER PAUL RUBENS: “The massacre of the innocents“, 1611/12

Vendido por: 76.700.000 dólares (49.5 millones de libras. Sotheby’s London, julio 2002. Comprador: Kenneth Thompson. Pieter Paul Rubens fue el precursor del barroco en el norte de Europa. “La masacre de los inocentes” es uno de los episodios más brutales de la historia bíblica: los soldados del rey Herodes matan a los recién nacidos de Judea para que ninguno se convierta en el Mesías. Rubens lo pintó con toda clase de detalles, lo dotó de una luminosidad casi irreal y lo convirtió en una obra maestra. Una composición clásica y simple, un ritmo diáfano, una luminosidad casi irreal, reflejada en la piel de los cuerpos desnudos, pero sobretodo un dramatismo excepcional, convierten ‘La masacre de los inocentes’ en una de las obras maestras del artista y quizá la más salvaje de todo su trabajo. La voluptuosa y dramática obra de Rubens -recientemente se han escuchado voces que discuten su autenticidad, llegando incluso a decir que esta obra era de uno de sus discípulos llamado Den Hoecke– podría aspirar también al título de “éxito más inesperado”: Christie’s había estimado su precio de venta en apenas 5 millones de libras.

Información sacada de la Wikipedia y de theartwolf.com de donde he copypasteado una parte y donde todavía resta más información de otras obras inferiores (en precio). La pena es que todos estos artistas no verán un dolar de estas astronómicas cantidades, y que una parte de ellas (milloncejo arriba o abajo) se podría destinar al Arte de los que todavía están vivos y luchan por sobrevivir.