Riccardo Boldorini es un fotógrafo nacido en Milán en 1971 que empieza su actividad fotográfica en 1992 con la exposición de “Murales en fotografía”, una serie de imágenes en las paredes de varias ciudades europeas, incluida Italia. De 1993 a 1995 colabora con una serie de revistas underground, experimentando en blanco y negro como medio de una impactante expresión. De 1995 a 1996, pasa a formar parte del grupo de la fotografía social Fotoimmagine, cada vez más conscientes de la realidad circundante y viviendo la más abstracta experimentación. A partir de ahí sus exhibiciones son una constante en su carrera, alternando el blanco y negro y el color.

Es esta experimentación lo que lleva a Riccardo a tratar su serie “sex” con una perspectiva donde los colores y la distorsión de la realidad nos sumerge en un mundo de insinuantes proposiciones, donde el espectador pasa a formar parte activa de la propia fotografía. Riccardo utiliza diferentes técnicas de laboratorio para llegar al resultado final, rechazando cualquier tipo de retoque digital. Un juego de químicas donde nada es lo que parece y todo está presente en cada imagen. El resultado es un espectáculo multicolor que nos sumerge en un juego erótico de difícil definición.