Harold Muñoz©Harold Muñoz

Harold Muñoz es un artista venezolano que vive y trabaja actualmente en Paris, Francia. Ya desde muy niño pintaba junto a su padre y comenzaría su formación estudiando en la escuela de Bellas Artes en Caracas, aunque la mayoría de sus estudios los realizaría en L’école de Beaux-arts en París, completándola con sus visitas a museos como el Louvre o el museo D´Orsay. Su trabajo gira en torno a la belleza femenina, marcada por una especie de temporalidad entre la vida y la muerte, entre lo místico y lo erótico. Las pinturas de Harold Muñoz nos ofrecen una visión trágica y profunda de la mujer. “La belleza para mí debe ser temible, quimérica, beatífica, totalmente humana y por lo tanto totalmente divina. Yo tengo una profunda necesidad de armonía por eso busco siempre el equilibrio entre lo espiritual y lo efímero”.

Harold Muñoz©Harold Muñoz

Harold Muñoz©Harold Muñoz

Harold Muñoz©Harold Muñoz

Harold Muñoz nos presenta una serie de pinturas hiperrealistas donde el desnudo femenino juega un papel importante tanto en el aspecto visual, como en el conceptual. Sus modelos se nos muestran frágiles y hermosas, con la provocadora consciencia de su naturaleza envuelta en una evocadora aura mística. “Yo intento crear imágenes de una belleza extraña, alquimia de dulzura melancólica y pensamientos exaltados. Darle a lo común  un sentido elevado, a lo efímero la apariencia de infinito. Las mujeres se abandonan dulcemente, con languidez, tan pálidas y tan bellas que su piel transparente se vuelve bleutée. Las cicatrices, las venas, me impresionan profundamente… Quiero transmitir esa visión personal de la belleza porque me hace pensar en fragilidad de la vida: <On n’est pas simplement un être vivant, mais une personne vivante>”. Nos cuenta el artista.

Harold Muñoz©Harold Muñoz

Harold Muñoz©Harold Muñoz

Harold Muñoz©Harold Muñoz

Es precisamente gracias a su paleta de colores y a la profundidad de las expresiones de sus mujeres, lo que hace que la obra de Harold Muñoz realice un giro inesperado en el desnudo femenino, pasando de lo transgresor a lo mágico, tratándolo con melancolía y dulzura, emulando a los grandes clásicos e imprimiéndoles el toque contemporáneo necesario. “No me gusta el arte que se encuentra de moda, creo que sólo ha servido para mostrarnos la confusión en la cual nos encontramos, nos ha insensibilizado y nos ha apartado de lo esencial”. “Mirarse en el espejo más sensible, es la mejor manera de acercarnos a la verdad sobre nosotros mismos. Por esa razón suelo pensar que todas mis obras son autorretratos, retratos de mi universo interior”.

Harold Muñoz©Harold Muñoz

Harold Muñoz©Harold Muñoz

Harold Muñoz©Harold Muñoz

Podemos seguir la obra de Harold Muñoz tanto en su blog como en su página de Facebook. Para nosotros, algunas reflexiones más del artista: “Me place pintar con un estilo clásico, siempre óleo sobre lino. Mis maestros preferidos son los pintores del siglo XIX (los Prerrafaelistas, los Pompier). En otras ocasiones sólo me gusta la pintura flamenca y  la escuela del norte: la edad de oro de la pintura holandesa y alemana. Sin embargo, no soy partidario de hacer pastiches como suelen hacerse ahora, soy un hijo de mi época”.

Harold Muñoz©Harold Muñoz

Harold Muñoz©Harold Muñoz

Harold Muñoz©Harold Muñoz

“El estilo es un tema interesante, que en raras ocasiones se trata inteligentemente, es decir con cierto grado de sinceridad subjetiva. La técnica sólo sirve cuando está al servicio del sentimiento. Sólo es necesario para tener la capacidad de expresar  los deseos, las pasiones y las quimeras propias del individuo. ¿Para qué sentir dolor si eso no se puede convertir en arte?, ¿para qué amar, para qué morir, para qué desear, para qué llorar, para qué oler o respirar si eso no es o no se puede convertir en eterno, si hoy está y mañana no? Todo es vanidad de vanidades, vapor de vapores, como afirma el Eclesiastés… Entonces ¿por qué no sublimizar las más sinceras tormentas, por qué no transformarlas en poesía?”. (Harold Muñoz)

Harold Muñoz©Harold Muñoz

 Harold Muñoz©Harold Muñoz

Harold Muñoz©Harold Muñoz

Harold Muñoz©Harold Muñoz