©Evgeniya Rudaya

Evgeniya Rudaya es una artista Ucraniana que desde pequeña se movía entre lápices y pinturas, aunque su vocación final acabará siendo la fotografía. Durante su infancia vivió en una gran casa familiar con un gran ático. Allí, durante los veranos, en medio del polvo y las telarañas revisaba viejas fotos de familia, retratos de gran tamaño y montones de revistas soviéticas de los años 50. Más tarde estudiaría Bellas Artes y se iniciaría como modelo, lo que le servirá de gran experiencia a la hora de estar detrás de la cámara.

©Evgeniya Rudaya
©Evgeniya Rudaya
©Evgeniya Rudaya
©Evgeniya Rudaya
©Evgeniya Rudaya

Evugeniva nos muestra en su web su sensibilidad fotográfica con un trabajo delicado y onírico cargado de sensualidad y un elegante erotismo. Trabaja tanto en blanco y negro como en color, entregándose por competo para expresar sus emociones y su sensibilidad. Su experiencia delante de la cámara le ha abierto el camino para poder plasmar detrás de ella todas esas sensaciones que en cierta forma pugnaban por salir. Como dice mi amigo y fotógrafo Gonzalo Villar, quien me descubrió a esta artista: «Evgeniya  lleva su creatividad y la belleza a las masas, que muestra a través de su lente y en el lienzo tan hermoso y diverso como el mundo que nos rodea».

©Evgeniya Rudaya
©Evgeniya Rudaya
©Evgeniya Rudaya
©Evgeniya Rudaya

«Ver la belleza es un talento y la capacidad de transmitir esta belleza a su alrededor. Todo el mundo es talentoso a su manera. Cada uno de nosotros debería venir  a este mundo para ser feliz y para dar alegría a los demás, pero  por desgracia a menudo abandonamos nuestro talento, nuestros deseos por otros motivos, como  intereses superficiales  o simplemente  el temor por los obstáculos que encontramos en el camino».

Evgeniya Rudaya
©Evgeniya Rudaya