Gracias a la referencia hecha por Madame X (cuyo blog recomiendo a los amantes del arte y la literatura eróticos y sin complejos) en los comentarios he descubierto a este estupendo fotógrafo, Markus Richter, nacido en Alemania en 1966. Markus creció en medio de una familia de artistas, y los últimos 20 años se los ha pasado capturando lo que ve y mostrándolo a los demás. En medio de una larga vida de viajes, comienza dibujando y jugando con una vieja cámara Rolleiflex de su abuelo. Después del servicio militar completará sus trabajos en la Education Centre for Digital Media en Karlsruhe. Hoy combina su creatividad entre el diseño y la fotografía, trabajando para una compañía consolidada donde ejerce de productor y donde la fotografía digital tiene un papel importante. Markus utiliza tanto la película como lo digital, alternando una y otra y dando preferencia a la película sobre todo en sus trabajos en blanco y negro. Sus fotografías tienen una gran carga erótica y fetichista, consiguiendo enfoques sugerentes que transmiten imágenes completas.

Es en la sensualidad que de lo que se insinúa donde la fotografía de Markus Richter alcanza su carga erótica. Hay un equilibrio perfecto entre el deseo carnal y el místico usando un lenguaje correcto y a la vez provocador. No hay excesos ni desmesuras, sabe encontrar el matiz necesario para envolver con el encanto de sus blancos y negros nuestra propia inconsciencia. El reconoce su preferencias técnicas con las cámaras Rolleiflex y las lentes Zeiss para conseguir esos efectos, pero es su pasión por el contenido quien da forma a su obra. Ha publicado varios libros de fotografía, tanto erótica como fetichista.