Alastair Magnaldo nos presenta un mágico mundo a través de sus fotografías. Como él mismo dice: “Es una invitación. Pienso que es una invitación soñar, alcanzar poesía donde cada detalle lleva a cabo su propio significado, cada elemento su utilidad, cada escena cuenta una historia” El artista francés cuenta que cogió su primera cámara de fotos a los diez años y quedó fascinado con las impresiones en blanco y negro. “Desde entonces, he mantenido una visión de la fotografía llenada de la luz y he estado intentando expresarla en la mayor parte de mis composiciones, usando de vez en cuando color para mejorar un ajuste”, dice. Ahora, el artista se ha convertido en científico calificado de la física y de la química con un PhD (doctorado de investigación), aunque favorecido con un experimental acercamiento a la ciencia.

Da arriba a abajo: Moonset – La dernière pièce – La jetée – Solid as a rock – Le collectionneur – Sournoise turquoise