Jeffery Scott es un americano que se inició en el mundo del arte con la escultura, se pasó a la pintura y a través de esta llegó a la fotografía. Su pasión por esta se vio acentuada con la posibilidad que el retoque fotográfico le daba. Su obra combina belleza y oscuridad, lo positivo y lo negativo, el Yin y el Yang, esos contrastes y contradicciones son lo que le llevan a inspirarse para crear sus composiciones. La inspiración de sus imágenes le vienen de mirar y escuchar el mundo a su alrededor. Jeffery Scott dice sentir admiración por personajes como Warhol, Picasso, Ernst, Dali, Pollock y estar y estar influenciado por fotógrafos como Helmut Newton, Ken Marcus, J.K. Potter, Floria Sigismondi, Chad Michael Ward e Ian Wurth, poetas modernos con sus cámaras.