Robert Gregory Griffeth es un fotógrafo americano cuyas imágenes nos acercan a un mundo siniestro y algo satánico donde el erotismo forma parte del mismo ritual. Usando fotografías sin la ayuda digital ni software alguno de fotocomposición, realiza sus collages en blanco y negro encajando en ellos mensajes ocultos y códigos secretos que crean una atmósfera aún más perturbadora. Sus imágenes están llenas de abstracción y surrealismo que te acercan a una nueva percepción de alguna realidad oculta hacia un rumbo desconocido. “Yo soy un artista fotógrafo quien ha crecido en medio del Arte y la fotografía, mediante ella, expreso mis pensamientos y lo que veo en mi mente”