Raya es una fotógrafa nacida en Israel que ha trabajado durante 10 años en París y que vive actualmente en en Nueva York. Su trabajo se centra en el mundo de la moda, poniendo el acento en la luz y con una gran afición a inventar situaciones fotográficas inspiradas en cuentos de hadas y películas. Sus principales clientes incluyen Lolita Lempicka, Vuarnet Perfume, Daniel Hechter, Club Med, Harper’s Bazaar, Elle etc.

El arte siempre ha desempeñado un papel importante en la vida de la Raya. Cuando era joven, antes de que decidiera convertirse en una fotógrafa profesional, disfruto del dibujo y la pintura. Aunque ahora dice que le hubiera gustado ser arquitecto (ella a menudo hace planes para cambiar su loft), sus primeros salarios los invirtió en una cámara de fotos, ya que no tenía suficiente dinero para una de vídeo. Consciente de que no podría ganarse la vida haciendo fotografía artística, se inició en el mundo de la moda. Desde entonces su carrera ha ido en ascenso, aunque ella nunca ha tenido una educación formal fotográfica.

Para Raya el trabajo con un buen equipo es un factor clave para su éxito. “Para una buena foto, la ropa, el fondo, el peinado, el maquillaje y la luz, tienen que trabajar todos juntos, resumiendo, se trata de un trabajo de equipo.” Pero para Raya también es importante un tema para cada imagen que dispara. “Creo que a la gente le gusta las ideas y las historias de mis fotografías, realmente disfruto haciendo que las modelos estén hermosas. También me gusta trabajar con animales, es muy divertido, excepto cuando necesitas que se estén quietos.”

Admiradora de los grandes fotógrafos de moda como Vincent Peters, Dominique Isserman y Ellen Von UnwerthRaya se toma cada fotografía como una aventura, dando en cada una el 100% de concentración. “…cuando llego a casa necesito dormir por lo menos dos días para recuperarme” dice. Su determinación para conseguir los mejores trabajos se extiende también a la calidad de los equipos que usa “Para mi, Hasselblad es el lider en equipos de cámaras profesionales. Me impresionó cuando vi una película sobre Hasselblad y vi una cámara Hasselblad en la luna. También es una marca que sabe cómo mantener una imagen moderna con sus fotógrafos y en este momento, no hay una tecnología más avanzada.”

Gracias a tener un “enorme” y buen marido niñera, Raya logra combinar con éxito su carrera fotográfica con su vida familiar, ella tiene dos hijas de entre siete y nueve años. Para ella la fotografía es una parta importante de su vida, y ofrece los siguientes consejos a los jóvenes que están estudiando la posibilidad de ser fotógrafos profesionales, “Cree en ti, no te rindas y ten confianza. Ponte un objetivo muy alto e intenta hacerlo siempre mejor. De 30 puertas cerradas, habrá una que se abrirá.”