Lisa Alisa es el nombre artístico de esta mujer de 23 años nacida en Nueva York. Se considera honesta, polémica, inflexible, visual, sarcástica, amante de la naturaleza y los animales, y odia hacerse mayor. Todas las muchachas que salen en sus acrílicos tienen semejanza con su autora, y su trabajo ha generado más de una controversia, acusándola de violenta o por la juventud de las modelos de sus obras. Sin embargo esta está llena de una infantil rebeldía y de una gran sensualidad mezclada con ese aire de pop-art y esa influencia nipona de la que ella misma se declara seguidora. Ella misma nos lo resume: “La vida es hermosa y violenta, mueres por ella. Mi arte no es sino una representación de la vida diaria. Cada persona tiene que hacer cosas que no le gustan. Hay una libertad muy pequeña en nuestra existencia, debido a las restricciones económicas y sociales. Tu alma, que es siempre un niño pequeño, está siempre expuesta al sufrimiento y a la angustia, tanto si lo aceptas como si no. Mi arte explora la profundidad del horror, la indiferencia de los sueños, y se dirige hacia una catarsis.”