Brian Walker (Sydney, Australia) es un artista contemporáneo cuyas imágenes exploran y explotan el campo entre la fantasía y la realidad recreando escenas que mezclan la ilustración y la moda con elementos sorpresa para dar forma a sus fotografías. Walker llegó a la fotografía hace once años con el blanco y negro, avanzando hacia el color y finalmente, con el descubrimiento de las primeras versiones del photoshop, dando forma a su trabajo. Aunque en un principio fue influenciado por los artistas surrealistas como Dalí o Magritte, hoy es la evolución de la moda y la cultura popular como el cine, las revistas o Internet quienes marcan su camino. Walker reconoce su más clara influencia en el genial David Lachapelle y sus trabajos son representados en diversas portadas de importantes revistas así como en diversas galerías.