Darren Hopes (37 años, UK) es ilustrador , fotógrafo y ambas cosas a la vez. Lo conocí hace tiempo a través del blog de Vulgare por su obra en devianArt como Plainme, donde nos muestra su trabajo fusionando fotografía e ilustración con una técnica entre manual y digital realmente sorprendente que ya de por si se merece un post y que os aconsejo visitéis. Hopes estudió ilustración en la universidad donde un hombre llamado John Southam le enseñó a cortar fotografías, construir imágenes, escribir en los negativos, pintar en las polaroids, manipular, alterar y distorsionar fotografías y otras muchas cosas que terminaron consiguiendo que estudiase fotografía, amase las imágenes y el aroma del cuarto oscuro. Pero el era un ilustrador, y todas sus fotografías pasaban por por distintos procesos de pintura para acabar escaneándolas y dándoles forma definitiva con photoshop, creando un sistema de trabajo Fotografía-Pintura-Photoshop. Todo esto le lleva a trabajar como publicista, y en editoriales de distintas revistas, con una larga lista de clientes en su historial. (Web de Darren Hopes ilustrador y fotocompositor)

Pero Darren Hopes es un creativo de los pies a la cabeza. A pesar de su numerosa cartera de clientes tiene tiempo para realizar su trabajo personal y para dar a luz al segundo proyecto que es el que nos ocupa en este post. También en devianArt esta vez bajo en seudónimo de Spiral, nos muestra (al igual que en su web) sus trabajos mezcla de fusiones y tratamientos fotográficos, tal vez menos orientados a la ilustración pero igualmente sorpendentes y originales. Divide su obra en varias series, paisajes y naturaleza, gráfica, still life… Pero sin duda lo mejor y más llamativo es su serie Muse, un trabajo cargado de erotismo, sensualidad y color. Spiral (como se da a llamar) pone aquí lo mejor de su talento y nos deleita con un mundo fascinante lleno de fantasías (no perderos los detalles), no en vano le ha valido ser finalista como fotógrafo erótico del año 2007. (Web de Spiral Studio)