©Zhang Haiying

Zhang Haiying es un artista nacido en Peking en 1972. Su obra se centra principalmente en plasmar el tema de la prostitución en su país. Con una técnica que va del impresionismo al realismo fotográfico, Haiying crea sus pinturas a partir de imágenes recogidas en Internet de la campaña anti vicio del gobierno chino y sus iniciativas para la erradicación de la prostitución y la pornografía. Pero sus pinturas no pretenden ni defender ni criticar esta actividad ilícita, evocan la emoción asociada a los abusos de poder, la desesperación, la exclusión y la vulnerabilidad, se esfuerzan por transmitir la condición humana, con todas sus humillaciones y debilidades. Detrás de cada una de sus pinturas hay una compleja historia: la miseria, la desesperación, el abuso y atrapamiento, los efectos secundarios de la economía, la migración y el progreso, el costo humano de la cultura comercial.

©Zhang Haiying

Las pinturas de Zhang Haiying se esfuerzan por resaltar el efecto fotográfico. Su paleta cromática, aunque reducida, reproduce fielmente los efectos del resplandor de un flash o el difuminado de la cámara, aplicando detalles de color en momentos precisos y dejando una gran gama de grises para la representación de la mayor parte de sus creaciones. Zhang construye escenas como un verdadero artesano, pelo, carne, tejidos y objetos son construidos de forma individual mostrándonos un efecto collage en muchas de sus obras.

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying

©Zhang Haiying