Quen Lënw es un joven fotógrafo francés de veinticuatro años que nos trae unos esplendidos montajes fotográficos en blanco y negro. Sus imágenes son bastante ácidas y con bastante sentido del humor, un humor a veces un tanto morboso. Su trabajo lo realiza sobre fotos de él mismo donde no hay nunca caras, y después las retoca para imprimir diferentes ideas que pasan por su cabeza. A través del blanco y negro y jugando con los contrastes, Quen Lenw nos deja un puñado de obras que esperemos que poco a poco vaya ampliando. Un fotógrafo a seguir. (Clic en imagen para ampliar)