©Anton Solomoukha

Anton Solomoukha es un pintor y fotógrafo nacido en Kiev, Ucrania. Graduado en el Instituto de Bellas Artes de la capital, trabajó como muralista hasta que emigró a París en 1978, donde reside actualmente. Desde sus inicios, ha arraigado en su obra el arte clásico y ha desarrollado un verdadero talento para los escenarios. Así, a partir del año 2000,  toma su inspiración de las obras maestras de la pintura clásica y crea complejas composiciones fotográficas con una fuerte estética contemporánea. De Giorgione a Caravaggio, de Ingres a Tiziano, de Velazquez a Cranach, Anton bebe del renacimiento y el neoclásico de la misma forma que se nutre de Freud y el psicoanálisis para sus creaciones, reciclando los mitos de la historia del Arte y dándoles un enfoque contemporáneo que, sin perder la esencia o el fondo, se introducen en nosotros convirtiéndonos en cómplices y voyeurs de estas sinfonías delirantes.

©Anton Solomoukha

Mi problema no es hacer una “glamurosa” y perfecta fotografía, no estoy poniéndome a mi mismo en esa dirección. Cualquier modelo con una iluminación apropiada y un angulo decente se puede convertir en un verdadero objeto artístico. La búsqueda de la composición es esencial para la expresión de la idea. No estoy buscando la perfección técnica. Estoy inspirado por imágenes que tienen sus raíces en la pintura clásica. (Anton Solomoukha).

©Anton Solomoukha

©Anton Solomoukha

Aunque la mayoría de las imágenes seleccionadas corresponden a las series:  “Le Petit Chaperon visite… Tchernobyl” “Petit Chaperon Rouge visit le Grand Louvre” un recorrido por el resto de sus 24 restantes es altamente recomendable. Hay que desactivar el filtro parental, de ON a OFF.

©Anton Solomoukha

©Anton Solomoukha

©Anton Solomoukha

©Anton Solomoukha

©Anton Solomoukha

©Anton Solomoukha

©Anton Solomoukha

©Anton Solomoukha

©Anton Solomoukha

©Anton Solomoukha

©Anton Solomoukha