Marco Zamudio – The Passenger (El Usuario)

Marco  Zamudio es uno de los pintores figurativos más impresionantes que han pasado por estas páginas y que ya tuvimos la suerte de entrevistar y admirar su obra aquí. Su energía y su espíritu creativo nos ha llevado a exponer su último e impresionante trabajo que no viene sino a confirmar la calidad y constancia de su obra. The Passenger es un mural de 488 x 854 cms. La técnica empleada específicamente fué al óleo sobre creta pigmentada sobre tela de algodón sobre madera de pino horneada en bastidores de pino también horneados y polimerizados al final para proteger las inclemencias del tiempo, todo montado sobre anclajes de hierro sobre el muro en concreto de la estación del metro Insurgentes de la ciudad de México D.F.

©Marco Zamudio – The Passenger

Tan magna obra que hoy presentamos en exclusiva gracias a la colaboración del Marco, viene acompañada por un texto del propio artista, un poema del escritor Edson Alemán y otro texto filosófico del también escritor y rockero Dr. Lutz Alexander Keferstein Caballero. El mural THE PASSENGER ( El usuario ). el primero de los dos murales que se donarán al pueblo de México con ayuda tanto de la iniciativa privada y del gobierno del Distrito Federal a través del STCMetro. El segundo mural tendrá el nombre de THE PASSENGER PALE ( El usuario pálido ) el cual pretende dar la otra cara del sentir del mural pasado, dar la esperanza de una sociedad más clara, más avanzada y que aún sueña sin pesadillas con un mundo mejor. Marco Zamudio ha empleado un año y un més de trabajo para completar The Passenger. Ahora podemos disfrutarlo con unas imágenes a gran resolución que generosamente nos ha cedido el artista.

©Marco Zamudio – The Passenger 1

THE PASSENGER (Texto: Marco Zamudio)

El mural ha venido a significar en mi vida no sólo una puerta al muralismo mundial, que es un aporte de nuestro país a la pintura universal, sino también una aproximación a la gente, al pueblo que pide a gritos que se le dé algo diferente, algo para pensar, algo para recrear su visión tan agotada del entorno en que se encuentra.

©Marco Zamudio – The Passenger 2

El Usuario (The Passenger) recrea, refleja, transmuta, revive, habla, como un zapato tenis de aquellos viejos converse grita la realidad en la que se encuentra todo aquél que transita por el subterráneo. Miradas perdidas, hombres y mujeres que sueñan mientras viajan, mientras se trasladan; tiempos aparentemente perdidos, pero que si pudiéramos juntar significarían gran parte de nuestra vida, sobre todo para los que hacemos uso de este transporte: El Metro.

©Marco Zamudio – The Passenger 3

¿A dónde vamos?, ¿De dónde venimos?, ¿Qué es lo que queremos y qué hacemos para lograrlo?. Putas, rateros, familias mexicanas unidas y  disfuncionales, la libertad de la diversidad sexual, la libertad de unos novios jurándose amor eterno, el plagio, los comerciantes ambulantes, los limosneros; la gente que muere por enfermedades terminales y se dirige al hospital general, los universitarios, mi jefa, mis tíos, mis amigos, mis hermanos.

©Marco Zamudio – The Passenger 4

Todos, sí, todos encontrándonos en un mismo andén; andén que no es solamente el del Metro, también es el andén mismo de la vida, andén que para muchos es ficticio aunque no lo creamos, porque conozco gente que en su vida se ha subido al Metro, pero que para la mayoría representa el devenir cotidiano. Vida y muerte, muerte y vida, como aquellos retablos medievales en donde el padre se encuentra en medio, la madre a su lado izquierdo y el hijo a su derecha. Pero en México es nuestra jefa la que dicta nuestro rumbo, el padre dolido ya cansado de tanto trabajar y el hijo; el hijo malcriado del que se tiene una leve esperanza, pero que mira de reojo y con malicia lo que en un futuro no muy lejano tendrá que padecer o disfrutar.

©Marco Zamudio – The Passenger 5 – 6

Mientras tanto bien y mal disponiéndose a luchar y los demás…los demás yendo y viniendo, presas de nuestro poco tiempo, el poco tiempo que no aprovechamos para vivir. Sin embargo al final siempre una luz, la de la salida, la luz al final de cada túnel, de cada estación; la luz de un nuevo ser, la luz de la esperanza de que tenemos día a día una nueva oportunidad al dejar atrás la oscuridad. (Marco Zamudio)

©Marco Zamudio – The Passenger 7

De urbe brumosa (Edson Alemán)

Viajeros de urbe brumosa
Cuerpos y memorias
Que esperan, se mueven y devanean
En estaciones del destino
Pasos de esperanza
En rostros de familia
Miradas que cobijan
Otras que desean
Y buscan ser deseadas
Soledad, vilo
Al pie de andenes
Que entregan y roban
Alientos y acompañantes
Rezos de paciencia
En el cielo del subterráneo
De mariposas en acecho
Y ángeles de furia
En niebla y color
Se alza un andar en reflexión
Que lleva vida nueva
En corazón y vientre
Multitud que viaja
En espacio de amores y sombras
Extraños que comparten
El tránsito hacia el nuevo día

©Marco Zamudio – The Passenger 8

THE PASSENGER: (Texto: Dr. Lutz Alexander Keferstein Caballero)

Al igual que lo subterráneo, la colectividad es una esfera ambivalente en la existencia humana. Aquel es símbolo de anonimato, pero también de libertad de movimiento. Ésta nos difumina y oculta como sujetos personales, pero aunadamente nos construye y fortalece. No es entonces coincidencia que Marco Zamudio, el pintor, el amigo, el genio y el loco, haya fundido ambas dimensiones en el arte pictórico, el arte bidimensional por excelencia, por medio de The Passenger. Los sujetos que vistos en nuestro conjunto, y me permito hablar en primera persona del plural por formar parte de la obra, nos perdemos en el vaivén de la vida cotidiana citadina. Cargando nuestro destino como persona y como pueblo somos un uno que es dos, un uno que es muchos, un yo y un nosotros, un uno que es una nada para el nosotros y un uno que lo es todo para nosotros. No omita, amigo lector, tal vez compañero pasajero del transporte colectivo, pero sin duda compañero en el viaje de la vida, el artículo antes del pronombre.

©Marco Zamudio – The Passenger 9

Para el espectador The Passenger es una monumental obra pictórica de colosales dimensiones con cuyos personajes se puede identificar. Se ve a sí mismo, tal vez, en la figura del mendigo cuya existencia se encuentra, sí, amenazada día a día por el hambre y el olvido, pero más por el desprecio de un sistema social que ha trazado su acotado camino. A lo mejor se ve en el audaz joven que desafía la gravedad y reta la integridad física en su patineta por el mero placer de la adrenalina que autoafirma. ¿Se verá en el homosexual, en el padre o madre de familia que presuroso camina con sus niños, en el lujurioso en busca de una nueva fantasía o en el objeto de deseo de éste que se ofende o se halaga por las miradas lascivas? Probablemente en el rockero sin raíces ni tierra firme. ¿Acaso en quien mira al horizonte siempre esperanzado o en quien mira al pasado con enojo y rencor?

©Marco Zamudio – The Passenger 10

¿Quiénes somos y a dónde vamos? Estas preguntas son casi un lugar común en la reflexión filosófica y, no obstante, no pueden ser más literales y metafóricas en este espacio semicircular de la estación Insurgentes. ¿Nota usted de nuevo la bidimensionalidad? Ésta está siempre presente en nuestro sistema de transporte colectivo, en nuestro metro. Intérnese ahora con esto en mente en sus andenes, en sus pasajes, en su folklor legal e ilegal, en su mexicanidad y a partir de hoy, también en su arte que es todo esto, pero que al igual que la pipa de René Magritte, no lo es. (Dr. Lutz Alexander Keferstein Caballero)

©Marco Zamudio – The Passenger 11

El mural THE PASSENGER se encuentra situado en la estación del metro Insurgentes de la ciudad de México D.F. La estación del metro Insurgentes es una de las estaciones más cosmopolitas del mundo  por su situación social, geográfica y polivalente pues en ella convergen todas las clases sociales pues su ubicación está en una de las zonas mas schick de la ciudad, LA ZONA ROSA, zona donde se reúne la sociedad gay (ampliamente ilustrada en el mural) donde se reúnen intelectuales de toda índole, gente de todas las esferas sociales, desde el empresario que viaja en helicóptero dentro de la ciudad hasta aquél que no cuenta ni con el mínimo de un boleto del metro, putas, prostitutos y demás trabajadores sexuales, rockeros, punks y trovadores……todos viajando por el subterráneo.

©Marco Zamudio – The Passenger 12

Es por esto y por muchas cosas que mi mural se convierte, modestia aparte, en una de las obras pictóricas mas visitadas del mundo, pues 1millon de personas se dan cita diariamente por dicha estación, también es por eso que me siento como artista plástico muy agradecido por la oportunidad que se me ha brindado de poder expresar algo de lo mucho que tiene un ciudadano mexicano, un ciudadano sumergido en ésta selva de asfalto llamada  CIUDAD DE MÉXICO. (Marco Zamudio)

©Marco Zamudio – The Passenger 13
©Marco Zamudio – The Passenger 14

 

Author: enkil

11 thoughts on “Marco Zamudio – The Passenger (El Usuario)

  1. Tu numeración esta mal y hay imagenes que no se pueden ampliar…
    …la obra excelentemente majestuosa, me dejo impactada.

  2. Muy interesante y didáctico..en Barcelona deberían hacer lo mismo..murales para fomentar el arte y la creación.
    Un abrazo fuerte a Marco, se ve fantástico el mural

  3. ._. pues a mi no me gusta mucho que digamos la obra de Zamudio…

    Pero bueno, solo para mencionar que en la misma estación de metro (enfrente, para ser exactos) esta otro mural pero de Cauduro, muy bueno, si alguién quiere hecharle un ojo.

    saludos.

    1. Magnífico tener un artista en cada andén de la estación. Aquí en España te ponen un anuncio de coches y uno de bancos… o por el estilo.

  4. Enkil, agradezco profundamente nuevamente el espacio que me has brindado, no sabes todo lo que ha pasado a partir de la realización del mural y apartir de la publicación del mismo en tu blog, han salido propuestas nuevas y eso me incita a seguir en éste mundo tan difícil, pero al mismo tiempo tan apasionante como lo es el de la PINTURA. Muchas gracias de verdad, recibe un fuerte abrazo y estamos en contacto.
    MARCo ZAMUDIo

  5. su obra va directo al interior del alma, no modificando la escencias de las simples cosa. hoy en dia estamos necesitando de este tipo de obra,muchas gracias por existir enkil para el deleite del espiritu. BERTIN

  6. Excelente muro, en vivo se ve mucho mejor…

    Tambien te quiero agradecer el que le hayas puesto la licencia de creative commons, gracias por compartir

Comenta algo si te apetece

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.