Trevor Brown© - AlicekuraiTrevor Brown© – Alicekurai

Trevor Brown es un artista nacido en las afueras de Londres en 1959. Acudió a la escuela de arte y trabajó en estudios de diseño, en agencias de publicidad y como ilustrador independiente, hasta que en 1985 comienza a realizar sus propias ilustraciones que distribuirá de forma underground o via email en paquetes de 100 o de media docena. Sus primeros trabajos estaban inspirados en la novela de J.G. Ballard, “Crash” y en las revistas de “Bazooka Producciones”, una editorial francesa dedicada a temas contraculturales. Pero sin duda una parte importante de su vida y su arte se lo debe a la amistad y el trabajo con Romain Slocombe que favorecería el inicio de las pinturas con aerógrafo y las primeras exposiciones.

Trevor Brown© - SeppukuTrevor Brown© – Seppuku

Trevor Brown© - ImpotentTrevor Brown© – Impotent

Trevor Brown©Trevor Brown©

En 1991, Brown comienza su interés por la animación y la gráfica japonesa. Contacta con Masami Akita, un ilustrador, músico, escritor, director etc… introduciendolo de lleno en las corrientes vanguardistas que llegaban de Oriente. Pronto, la música noise y la técnica japonesa afilan su estilo hasta que en 1993 realiza su primera exhibición fetichista con técnica aerográfica en el mítico club Torture Garden de Londres. La exposición sería muy criticada por los órganos oficiales londinenses,  y es entonces cuando cansado y frustrado de la represión del gobierno inglés decide trasladarse a Tokio donde empezará a publicar en diversas revistas y donde crea el denominado Baby Art, una extraña combinación de la inocencia de las muñecas con el sadomasoquismo y el fetichismo más diverso que ya le llevarán desde entonces a diversas publicaciones tanto en Japón como en el resto del mundo.

Trevor Brown©Trevor Brown©

Trevor Brown© - The butcherTrevor Brown© – The butcher

Trevor Brown© - DumptyTrevor Brown© – Dumpty

Trevor Brown© Trevor Brown©

Trevor Brown llega a Tokio con la artista especialista en ositos de peluche Konomi Izumi (también conocida como Hippie Coco) con quien más tarde se casará. Una vez ya asentado en Japón inicia la publicación de libros de tirada muy limitada pero que pronto se convierten en objetos de culto. Su primer libro se llamó “Hear No, See No, Speak No”, tuvo una tirada de un millar de egemplares agotó a los seis meses de editado. También comienzan las grandes exposiciones en un país que le ha acogido con los brazos abiertos, y poco a poco reemplaza el aerógrafo por el óleo, dando una nueva dimensión a su trabajo, que no solo centra en la pintura, sino que se mueve en diferentes ámbitos que van de los juguetes a portadas de discos o pósters promocionales.

Trevor Brown© - Black AngelTrevor Brown© – Black Angel

Trevor Brown© - Height adjustable collarTrevor Brown© – Height adjustable collar

Trevor Brown© - BloodsuckerTrevor Brown© – Bloodsucker

Trevor Brown© - AlicekireiTrevor Brown© – Alicekirei

La obra de Trevor Brown, polémica y provocadora, es una nueva invitación a reflexionar sobre las connotaciones del arte en la sociedad que vivimos. Sus pinturas son una mezcla de diferentes elementos de la escena fetichista y bondage, con la ternura e inocencia de las niñas que protagonizan sus cuadros. El resultado es todo lo bello o lo horrendo que el propio espectador quiera ver en ellas, algo que muchas veces va más unido a la perversa visión de quien lo juzga que a la perfecta ejecución de una mentalidad estética más amplia. Hay quien verá en la obra de Brown un canto a la perversión y hay quien entenderá esta como una exploración de la fragilidad humana, como una inmersión personal del espectador hacia los oscuros y profundos recovecos de nuestro subconsciente.

Trevor Brown© - Girl on toiletTrevor Brown© – Girl on toilet

Trevor Brown© - InfinityTrevor Brown© – Infinity

Trevor Brown© - AsobimashoTrevor Brown© – Asobimasho

Trevor Brown© - Teddy bear operationTrevor Brown© – Teddy bear operation

Trevor Brown© - Penis PixieTrevor Brown© – Penis Pixie

Trevor Brown© - Bondage BearTrevor Brown© – Bondage Bear