Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier es un fotógrafo de origen francés que reside en California. Es el autor de “Leap Into the Blue (Salto en el Azul)”, 2013, “Bodyscapes (Paisajes corporales)”, 2007 (Introducción y DVD de Trinh T. Minh-Ha), co-autor con Trinh T. Minh-Ha de “Arquitectura Vernácula de África Occidental”, 2011, “Habiter un monde (Habitar un mundo)”, 2005, “Drawn from African Dwellings (Extraíde de viviendas africanas)”, 1996 y “Espacios Africanos”, 1985. Ha sido también diseñador de producción para siete películas y co-director de dos dirigidas por Trinh T. Minh-ha. Ha ganado los premios Guggenheim, American Council of Learned Societies, NEA, Graham, UC President’s Humanities, y Getty. Es profesor de Arquitectura, Fotografía y Estudios Visuales en UC Berkeley.

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Uno de los principales intereses del trabajo de Bourdier, es que en plena era de la fotografía digital, él utiliza la fotografía analógica. Sus herramientas son el cuerpo humano, algo de pintura, paisajes y una cámara. Todo lo que se ve está realmente ocurriendo en el momento y el espacio delante de la cámara, lo cual es una muestra de sus habilidades como fotógrafo, de una desbordante imaginación y de una firme voluntad de dedicar el tiempo y las energías necesarias para realizar estas fantásticas fotografías. Bourdier crea un sorprendente y surrealista mundo de color con reflejos inesperados y de una fascinante belleza.

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier no dispara al azar. Sus fotografías son pensadas y bocetadas, y más tarde representadas por un puñado de modelos que le acompañan a tal efecto. Estos, no son profesionales ni grandes bellezas que causen un fuerte efecto visual,  sino gente corriente que se funden en el paisaje para conseguir el efecto deseado por el artista. “Al principio estaba más interesado en descubrir y escuchar el paisaje para ver que me podía sugerir; las improvisaciones en los lugares fueron la clave, y hubo un menor número de dibujos. Poco a poco, sin embargo, me pareció que el paisaje era un lienzo en blanco y que podía ser esculpido y pintado, y ahora preparo los disparos con meses de antelación, llevando conmigo más de 500 bocetos de proyectos potenciales”.

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Como ya hemos dicho, Bourdier trabaja la fotografía analógica, sin trucos digitales ni efectos especiales, sin embargo repasando su portafolio encontramos un buen número de instantáneas donde sus modelos parecen flotar en el aire desafiando la ley de la gravedad. Bourdier confiesa que le llevo más de cinco años resolver ese sencillo enigma, el cual no desvela e invita con ello a otros creativos a descubrirlo por si mismos, aunque si reconoce que algunos de los amigos que le acompañan y ejercen de modelo, toman riesgos y realizan vuelos sin conocimientos especiales. Estos, junto al propio Bourdier, también se encargan de pintar el paisaje y los cuerpos, dejando que la naturaleza de una roca o el propio paisaje, sugiera los colores a usar, aunque en ocasiones busca una superficie determinada que sería la ideal para una determinada pintura.

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Aunque reconoce su pasisón por la pintura, la arquitectura también es un tema recurrente e inspirador para Bourdier; “Veo la arquitectura como una forma de mediar entre el cielo y la tierra, y podría decir lo mismo de la práctica del yoga, la danza u otras artes de performance. Quizá porque tengo formación como arquitecto, mi mente está obsesionada por encontrar algún tipo de orden en el mundo que me rodea para balancear fuerzas complementarias: alto y bajo, izquierda y derecha, duro y blando, vida y muerte, y así sucesivamente. En mi trabajo, el primer principio ordinal tangible de las líneas es la línea del horizonte (cuyo espectro es el marco fotográfico); el primer principio ordinal de los colores es el cielo, y un principio máximo de mi trabajo presente es mi relación con lo que llamo nuestros ancestros, mientras continúo explorando mi relación con geometrías, compañerismo y la ligereza del ser. Parte de la red de relaciones que tenemos con el mundo es el reino de los ancestros (estoy desarrollando ésta idea para mi próximo libro). Éstos “ancestros” son los pintores que me han llegado a lo más hondo y a quienes quiero rendir tributo, a través de diversas pinturas o construcciones alusivas a sus trabajos.”

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Las fotografías de Bourdier no solo poseen ese efecto visual que atrae la atención del espectador, sino que encierran diferentes mensajes en si mismas. “Cada imagen es importante para mi, ya que representa una respuesta a una determinada pregunta que ha sido el centro de mi pasión en un punto determinado en el tiempo” Esos mensajes también pasan a ser parte del espectador que le aplica su propia historia, ya que el lenguaje surrealista de sus imágenes así lo permite. Jean-Paul Bourdier nos deja una web llena de fantásticas fotografías y de sus otras facetas artísticas, como la pintura, Land Art, o instalaciones. Cuenta también con un canal en YouTube y con su propia página de Facebook.

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier

Jean-Paul Bourdier©Jean-Paul Bourdier