Johanne Corno es una pintora nacida en un pueblecito cerca de Québec, Canadá en 1952 donde Corno soñaba con ser una artista iniciandose en el arte de la danza que ya apuntaría su sensualidad y dinamismo. Es a partir de los 20 años cuando descubre su pasión por la pintura, en la que se embarca con verdadera pasión y con la que comienza a labrarse un nombre de prestigio en Canadá. En 1992 se traslada a Nueva York donde desarrolla todo su arte. Sus trabajos están llenos de colores vivos, de energía, de agitada pasión y enorme sensualidad. Ella trabaja sobre todo con la luz y el color en rostros y cuerpos, mezclando ambos elementos para imprimir a su obra ese toque pop que a veces nos recuerda las pinturas de Warhol o de Linchestein.