Queramos o no queramos la publicidad forma ya parte de nuestra cultura, en su más variadas formas de expresión y desarrollo, todo un mundo con vida propia y con una clara influencia en nuestra forma de vivir, en nuestro estilo de vida, sobre todo en una sociedad tan consumista como la nuestra. Pero de como todo esto marca nuestras existencias no vamos a hablar aquí, aquí vamos a aprovechar los puntos positivos de toda esta cultura, mostrar su cara amable que podríamos decir, y disfrutar con imágenes como las que nos deja este estudio alemán ubicado en Hamburgo, Olff Appold.