Mia Mäkilä es una artista nacida en Suecia en 1979 que trabaja el arte del collage y la pintura indistintamente pero siempre con una preferencia por el horror y por lo macabro. Como ella misma nos dice: “Pinto mis demonios, mis pesadillas, mis temores y mi dolor. Pinto para deshacerme de ellos, para hacerles frente. Los motivos de mi obra son el miedo y lo macabro, pero también tienen un oscuro sentido del humor. Las pinturas y los collages son mis poemas, mi diario y están muy cerca de mi corazón.”

También nos cuenta que adora a los pintores del siglo XIV como Hieronymus Bosch, el viejo Pieter Bruegel y Lucas Cranach, pero su mayor influencia proviene de los directores de cine como David Lynch, Ingmar Bergman, Michael Haneke, Terry Gilliam, John Waters y Tim Burton, lo cual se puede apreciar en sus obras, pues realmente tienen a veces una calidad y un toque muy cinematográfico, sobre todo en sus collages.

“Quiero tener un impacto en la gente. Quiero seducir con mi vampiros y demonios. Trato de encontrar distintas formas de belleza y de tratar de destruir el sentido clásico de lo que es la belleza. “ Y realmente el impacto lo consigue. Mia Mäkilä nos deja una buena colección de pesadillas, o, ¿porque no?, otra forma de belleza alejada de los cánones establecidos