Zefran es el nombre artístico con el que se da a conocer en la red Enrico De Marinis, fotógrafo de 48 años nacido en Italia cuyo trabajo de fotografía es desarrollado como una verdadera obra de Arte. Zefran viene de Zefran Cochrane, un personaje ficticio del universo de la serie televisiva de ciencia ficción Star Trek, caracterizado por el actor estadounidense James Cromwell. Es el inventor del motor warp en el año 2063. Este motor permite hacer viajes a velocidades mayores a la de la luz. Nació en el año 2030. El carácter de Cochrane era muy particular, conforme a Stark Trek: Primer Contacto. Sin embargo, para todas las generaciones posteriores es considerado uno de los más grandes héroes de la historia. Se le presume muerto en 2117, tras desaparecer en Alpha Centauri. Su frase más célebre dice: “No trate de ser un gran hombre, solo un hombre, y deje a la historia hacer sus propias sentencias”. Leyendo entre líneas Enrico De Marinis nos dice que por eso usa Zefran Cochrane como avatar.

Pero retomemos al fotógrafo.  Zefran nos propone un entendimiento entre Arte y Fotografía, sobre todo la utilización conjunta de ambos términos, a saber, “el arte de la fotografía” o “fotografía artística”. Aunque este es el gran dilema del mundo fotográfico, nos dice: Básicamente alguien dijo que “hay artistas que son  fotógrafos y fotógrafos que no saben lo que es arte”. No es difícil adivinar que hay una plétora de este último, y sólo un conjunto muy limitado de los primeros. Usted puede ver de toneladas y toneladas de imágenes (algunas de sorprendente belleza), pero en un último análisis son meras “técnicas fotográficas” obras maestras o ejemplos de la suerte de estar en el lugar correcto en el momento oportuno. No importa la belleza de las imágenes, tu has de preguntarte ¿donde está el proceso creativo del autor?. Zefran busca ese Arte en la fotografía utilizando el concepto y su propia visión interior, sin post-procesados, sin imágenes modificadas, trucos, manipulaciones o Photoshop. Su obra podría ser ser definida como “esculturas efímeras”.

Para conseguir su objetivo o para que comprobemos el resultado de su laborioso trabajo, nos deja una web en constante evolución donde encontramos tanto sus trabajos más experimentales como sus diferentes proyectos, The Psychedelic Home, Hilbert spaces y Echoes. Este último es la escenificación fotográfica del tema de Pink Floyd llamado Echoes, que pertenece al álbum Meddle (1931), uno de los mejores temas de la mítica banda con la que Zefran Cochrane intenta crear una visual y emocional representación sobre la base de la fotografía pura, un proyecto que se encuentra, según él, aún en estado embrionario pero que ya podemos ver en el vídeo que os dejo al final del post y que a pesar de su larga duración (18 minutos) os aseguro que vale la pena, tanto por la canción, como por las imágenes.