Javier Loba es un fotógrafo con sede en Barcelona que un buen día descubrió que era este medio el que necesitaba para dejar volar libremente los sueños y expresiones que atenazaban su interior. De esta forma, con perseverancia y trabajo, Javier ha ido creando su propio mundo y plasmando en bellas imágenes el resultado de ese esfuerzo. El camino iniciado ya ha sido escrito, aunque posiblemente el camino futuro nos traerá todavía nuevas sorpresas que surgirán de la mente, las ilusiones y los desencantos de este joven artista, porque si algo tiene Javier aparte de sus excelentes disparos fotográficos, es una idea que seguir, una ilusión por la que luchar y un futuro con un amplio abanico de posibilidades.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: ¿Quién es Javier Loba?
Javier Loba: Un apasionado de la fotografía, autodidacta y con predilección por el retrato que cuando no está detrás de la cámara se convierte en un fan de los cómics, la fantasía y la ciencia ficción. Hasta ahora he aprendido todo lo posible para tener una base fuerte en mi trabajo y unos resultados de los que pueda estar satisfecho, a partir de ese punto pretendo volcar años de frikismo en mi trabajo para hacerlo más propio.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: ¿Cómo descubres la fotografía y que te anima a seguir con ella?
Javier Loba: Llevaba tiempo buscando una forma de plasmar todo lo que rondaba por mi cabeza, ya fuera dibujándolo, esculpiéndolo, pintándolo o, no se, cocinándolo. El hecho es que había un mundo que necesitaba salir a ver mundo y un traje para la ocasión. Hasta que alguien puso en mis manos una réflex de la forma más inocente un día que iba de paseo al zoo y fue como recibir un ladrillazo certero. Hay quien pueda decir que fue casualidad, yo prefiero pensar que fue necesidad. Los siguientes días los pasé estudiando como hacer de aquella experiencia algo más permanente y me di cuenta de que aprendía sin ningún tipo de esfuerzo, como si eso ya hubiera estado allí antes. Definitivamente me había quedado pegado a la cámara de por vida. El resto fue perseverar y practicar.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: De todas las modalidades artísticas que engloban la fotografía, ¿Cuál es con la que te sientes más identificado a la hora de trabajar y porque?
Javier Loba: El retrato, sin duda alguna. Una mirada puede ser el vehículo más rápido para transmitir una idea, acompañada por el lenguaje corporal, la iluminación adecuada y una buena puesta en escena hacen que el mensaje sea tan claro como si lo plantaras en medio de una montaña con neones gigantes, pero bastante más sutil, estético y ecológico.  

Javier LobaJavier Loba©

enkil: ¿Qué es para Javier Loba una buena fotografía?
Javier Loba: Dejando de lado aspectos técnicos, una buena fotografía es la que consigue transmitir una idea, una sensación, sentimiento… como cualquier disciplina artística, en la fotografía se ha de ver una intención por parte del autor por volcarse a si mismo en su trabajo y explicar el porqué del mismo.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: En plena era digital el trabajo de posproducción se ha convertido en una herramienta más para todo artista. En tu caso, ¿qué importancia tiene el uso de estas nuevas tecnologías y softwares?
Javier Loba: Es muy importante, cada día nos encontramos con herramientas nuevas que nos pueden facilitar el trabajo, no sólo en lo que mucha gente piensa al hablar de postproducción, que podría ser un retoque compulsivo de las fotografías, sino en el flujo de trabajo. En mi caso paso bastante tiempo editando, bien sea por acumulación de trabajo o porque repito varias veces la edición de una foto hasta estar satisfecho. Si no usara estos softwares prácticamente viviría encadenado al escritorio. Sería una locura.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: ¿Cuáles son tus herramientas de trabajo desde la idea original al resultado final?
Javier Loba: La primera herramienta que utilizo, una vez tengo una idea rondando mi cabeza, es poner tierra de por medio entre nosotros un tiempo. Por varias experiencias he aprendido que es como comerte una tarta recién salida del horno: sólo consigues quemarte la lengua y no disfrutas del sabor.  Una vez que he decidido dónde, cómo, cuándo y con quién, pongo a punto todo el equipo fotográfico, busco localizaciones, modelos, maquillador/a y demás personajes fantásticos que pueblan una sesión y nos ponemos a ello. Una vez tengo las fotos me encierro a hacer una selección y ahí paso horas con Lightroom y Photoshop hasta encontrar lo que busco.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: Sin duda vivimos en la era de Internet nos guste más o menos. ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene para un fotógrafo?
Javier Loba: La principal ventaja es la gran cantidad de información a la que podemos acceder. Como yo, imagino que muchas otras personas y en muchos otros campos se habrán pasado horas buscando en Internet información para sus trabajos, tutoriales, etc. El hecho de compartir información hace que tengamos todo al alcance de la mano y nos hace crecer de una forma increíble en muy poco tiempo. También al tener un público más amplio, la difusión se hace mucho más cómoda que teniendo que organizar exposiciones, y bastante más económica. Como puntos negativos pondría la usurpación de imágenes y la organización de concursos masivos en los que hay más intención de conseguir un banco de imágenes gratuito que el premiar un buen trabajo.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: Uno de los principales problemas de la era Internet es la apropiación indebida de fotografías por parte de empresas o particulares. ¿Como ve Javier este tema? ¿Te has encontrado con este caso en alguna ocasión?
Javier Loba: Es un tema complicado, hay tantos tipos de “empresas y particulares” que se podría escribir un libro. En cuanto a particulares es un tema que, excepto en casos puntuales de una cara dura forjada a conciencia, no me preocupa excesivamente. En los casos que me he encontrado, con un comentario ha bastado para solucionarlo (toquemos madera porque siga siendo así).
El problema son las empresas, es decir, quienes mayormente quieren lucrarse de tu trabajo. Aquí vamos desde los que cogen una imagen y esperan que Internet sea lo suficientemente grande para que no te des cuenta o los que organizan concursos con unas bases que indican que se quedan con tu imagen tanto si lo ganas como si no. A los primeros sólo cabe esperar que un día se den con una multa en las narices lo suficientemente grande como para que no puedan pagarse ni una cámara desechable, por falta de respeto a quienes disfrutan de lo que hacen y mala fe, con los segundos… mi opción es no participar en estos concursos y recomendar a todo el mundo que no lo haga, ya que están propiciando que estas empresas piensen que las imágenes son gratis y tirando por tierra la profesión de muchos.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: Volviendo a la usurpación de imágenes, ¿cómo crees que se podría paliar este problema?
Javier Loba: Las licencias actuales, tanto copyright como creative commons, son un buen medio, aunque pienso que es algo que se tiene que solucionar de raíz, es decir, concienciando a la gente del hecho de que alguien que se dedica a una profesión artística trabaja con amor y arte, no por amor al arte.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: ¿Tus imágenes son producto de una idea estudiada o dejas que la imaginación tome parte hasta conseguir el resultado deseado?
Javier Loba: Depende, mayormente tengo una imagen en mente durante tiempo y la trabajo al detalle hasta tenerla acabada. Otras simplemente he seleccionado el modo random durante toda la sesión, como en los videojuegos: me he encerrado durante horas con música a volúmenes indecentes y he dejado que la mano editara sola mientras yo iba haciendo monerías con los gatos. Puedes conseguir buenos resultados o no, pero como terapia anti-estrés es fantástico.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: ¿Es el mundo de la moda y la publicidad asequible a nuevos artistas fotográficos?
Javier Loba: Sinceramente no estoy dentro de estos mundos, así que sería difícil contestar, supongo que como todo es cuestión de voluntad, tener algún contacto y, obviamente, de hacer buenos trabajos.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: ¿Englobarías tu trabajo en ese mundo citado anteriormente?
Javier Loba: No me cierro puertas, quizá en algunos aspectos mi trabajo se va un poco de los estándares que se ven en estos mundos, pero no soy cerrado de miras. Además, creo que aún me queda mucho camino por delante, me gustaría desarrollar más mi trabajo antes de tomar una decisión así.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: ¿Qué piensa y cómo afronta Javier una época como la que estamos viviendo donde todo parece complicarse  cada día un poco más para todo creativo?
Javier Loba: Pienso que las complicaciones son una parte fundamental y beneficiosa del ser creativo desde siempre, si no hay reto no hay diversión. Hay días mejores y peores, eso está claro, pero si realmente disfrutas de tu trabajo sabes que valdrá la pena dar un millón de vueltas para subir otro escalón.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: ¿Eres de los que va a todas partes con su cámara?
Javier Loba: Llevo la cámara siempre que el tiempo me lo permite, soy consciente de que muchas veces he salido sin ella y he pensado “ahí me he dejado una foto”, pero por otra parte también me gusta disfrutar de un paseo con mi pareja o amigos sin pararme cada dos minutos a hacer una foto, y eso con la cámara es prácticamente imposible.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: ¿Qué fotógrafos se encuentran en tu lista de favoritos?
Javier Loba: A día de hoy los que tengo más presentes son Marco Ribbe, Andrzej Dragan y Zack Arias.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: ¿Qué planes para un futuro inmediato tienes en tu agenda particular?
Javier Loba: En cuanto a fotografía estoy planeando un trabajo con mi pareja, que es escritora, en el que acompañaré sus relatos con mis imágenes. Por otra parte llevo tiempo queriendo hacer una exposición con los mejores trabajos que he hecho hasta ahora, ya que creo que sería una buena forma de hacer un punto y seguido.

Javier LobaJavier Loba©

enkil: ¿Qué le dirías a aquellos que quieren dedicarse al mundo de la fotografía?
Javier Loba: Que no se lo piensen más, es algo que te atrapa para el resto de tu vida y te exige una parte de la misma para desarrollarse, pero compensa con creces el tiempo invertido. Te diviertes, conoces gente, te permite expresarte libremente, te hace aprender tanto fotografía como otras muchas cosas que te serán útiles en tu vida… en definitiva, ¡que ya tardan en coger la cámara y salir a hacer fotos!

Javier LobaJavier Loba©