©Reka Nyari - Walkirie Ink

©Reka Nyari – Walkirie Ink

Reka Nyari es una fotógrafa nacida en Helsinki en 1979, criada en Finlandia y Hungría y que llegaría a la ciudad de Nueva York con 17 años donde se establecería definitivamente. Después de estudiar en la Escuela de Artes Visuales, comenzó a modelar y descubrió su interés por la fotografía. La cinematografía y las narraciones excéntricas de Roman Polanski y David Lynch influyen en su trabajo tanto como en el arte de Helmut Newton, Guy Bourdin, Miles Aldridge y Cindy Sherman. Su obra ha sido expuesta en numerosas galerías de Estados Unidos y Europa.

©Reka Nyari - Walkirie Ink 11

©Reka Nyari – Walkirie Ink

©Reka Nyari - Walkirie Ink 10

©Reka Nyari – Walkirie Ink

©Reka Nyari - Walkirie Ink 9

©Reka Nyari – Walkirie Ink

Al vivir y trabajar en la ciudad de Nueva York, la práctica de Reka Nyari abarca desde la fotografía y videografía de la moda y las bellas artes, hasta la elaboración de piezas de instalación y performance. Oscilando entre el erotismo travieso y el esplendor melancólico, su trabajo emplea y explora los ideales tradicionales de belleza y género para retratar la sexualidad desde una perspectiva predominantemente femenina. Las imágenes de figuras desnudas de Nyari no están estrictamente diseñadas como retratos seductores; mientras que derivan su carga emocional de los motivos familiares de la fotografía erótica, expanden el vocabulario pictórico al ámbito de las narraciones, combinando historias personales y contenido ficticio.

©Reka Nyari - Walkirie Ink 8

©Reka Nyari – Walkirie Ink

©Reka Nyari - Walkirie Ink 7

©Reka Nyari – Walkirie Ink

©Reka Nyari - Walkirie Ink 2

©Reka Nyari – Walkirie Ink

Sin apologizarse, Nyari incrusta cuerpos deliciosos y empoderados en paisajes luminosos o contra escenarios en escena. La desnudez, el gesto, la mirada, así como los objetos, se vinculan intrínsecamente con la identidad femenina. Se podría decir de ella que además de artista es activista, luchando y reivindicando el papel de la mujer y la libertad de su cuerpo a través de el desnudo artístico e incluso en su trabajo más comercial en el mundo de la moda. Prueba de este activismo es su serie más reciente, Valkyrie Ink, donde rastrea la convincente historia de Eowyn, una joven resistente y rebelde, que sufrió dolores físicos y emocionales desde la infancia. Vinculada de manera inseparable a la historia de su difícil vida, esta serie retrata su espíritu valiente y su piel marcada, que llevan las cicatrices de su pasado y los signos de su resistencia.

©Reka Nyari - Walkirie Ink 6

©Reka Nyari – Walkirie Ink

©Reka Nyari - Walkirie Ink 5

©Reka Nyari – Walkirie Ink

©Reka Nyari - Walkirie Ink 4

©Reka Nyari – Walkirie Ink

“De las muchas historias que me contaron de niña, las que recuerdo más vívidamente son las historias de los maltratados y oprimidos que se alzan para ser feroces rebeldes que persiguen acciones heroicas. Esa magia reside en el conocimiento de que no solo puedes escapar de tu pasado tortuoso, sino que el dolor que soportaste y las cicatrices que llevas te hacen un ser humano más poderoso. Hasta el día de hoy, este sentimiento provoca en mí el deseo de conocer a otros, de aprender de su viaje y de expresar sus historias de empoderamiento y sus espíritus valientes a través del retrato.” Reka Nyari

©Reka Nyari - Walkirie Ink 3

©Reka Nyari – Walkirie Ink

©Reka Nyari - Walkirie Ink 1

©Reka Nyari – Walkirie Ink

©Reka Nyari - Geisha Ink

©Reka Nyari – Geisha Ink

Mención aparte merece también su serie Geisha Ink, donde la heroína representada, Ginzilla, nacida en una familia tradicional japonesa de valores conservadores rigurosamente estrictos, se rebela contra su destino escribiendo con tinta permanente en el lienzo de su cuerpo, las historias de su vida. Tigres, lobos y dragones contrastan con las expectativas sociales de sumisión y obediencia femenina. El primer amante de Ginzilla fue un artista del tatuaje, una predilección que ha guiado su viaje sexual. Todo su arte corporal fue compuesto y ejecutado por amantes, combinando su significado personal para ella, mientras que proporciona un verdadero mapa de su vida. Nerviosa, cruda y resistente, Nyari describe su personaje como una mujer cuya sexualidad se define como independiente de un hombre. Estas fotografías dinámicas re-imaginan los conceptos tradicionales de feminidad yuxtaponiendo el simbolismo de la “Geisha” japonesa con la de los tatuajes de Yakuski (gángster japonés) (Irezumju). Los tatuajes de Irezumju requieren un método doloroso y meticuloso de inserción manual de agujas en la piel.

©Reka Nyari - Geisha Ink 13

©Reka Nyari – Geisha Ink

©Reka Nyari - Geisha Ink 12

©Reka Nyari – Geisha Ink

©Reka Nyari - Geisha Ink 11

©Reka Nyari – Geisha Ink

Asociados a la actividad criminal de las pandillas de Yakuski, los miembros se marcarían con los tatuajes de Irezumi. Debido a su proceso doloroso, Irezumju es considerado una marca de la valentía del receptor y evidencia de su insubordinación. A pesar de la creciente tendencia de los tatuajes entre los no-yakuza, todavía tienen un estigma importante en la sociedad japonesa. Al presentar su trabajo como fotografías exquisitamente elaboradas a gran escala, Nyari eleva su modelo al de Diosa, o tal vez, a la Virgen María, subvirtiendo los conceptos de pureza y sexualidad, religión y pecado. Se presenta a la contemplación meditativa del espectador como un símbolo de fortaleza, desafío y deseo femenino sin arrepentimiento; su cuerpo en exhibición para la adoración, los tatuajes que lo adornan, como si fueran cuentas de un rosario. Geisha Ink cuenta la embriagadora historia de Ginzilla, que revela y subvierte los arquetipos femeninos a través de una exploración visual de la sexualidad, los tabúes, el erotismo y la cultura.

©Reka Nyari - Geisha Ink 10

©Reka Nyari – Geisha Ink

©Reka Nyari - Geisha Ink 9

©Reka Nyari – Geisha Ink

©Reka Nyari - Geisha Ink 8

©Reka Nyari – Geisha Ink

El trabajo de Reka Nyari ha recibido premios de prestigiosas organizaciones, entre ellas, ganadora del primer lugar de International Photography Awards (IPA) 2010, categoría Beauty Pro. Su monografía de 225 páginas titulada “Femme Fatale: Female Erotic Photography” se publica en 6 idiomas y se vende en todo el mundo. Su lista de clientes comerciales es extensa e incluye Kiki de Montparnasse, Fleur du Mal, RADO Suiza, AOL, Liz Claiborne, Make Up Forever, DC Comics, Sally Hansen y Ultra Records. Sus fotografías han aparecido en numerosas revistas, como Esquire, Vanity Fair, Tatler, Korean Cosmopolitan y Vogue.

©Reka Nyari - Geisha Ink 7

©Reka Nyari – Geisha Ink

©Reka Nyari - Geisha Ink 6

©Reka Nyari – Geisha Ink

©Reka Nyari - Geisha Ink 5

©Reka Nyari – Geisha Ink

Aunque hemos centrado el post en dos de sus series (Valkyrie Ink y Geisha Ink), el resto de su trabajo podría dar para otro post más exhaustivo. Su serie Nude York nos muestra la seductora y desafiante belleza de la figura femenina emponderada sobre una ciudad fría y hormigonada. En Flash & Flash, esta vez en color, Nyari nos muestra como la hipocresía de la industria de la moda ha hecho que algo innegablemente repugnante y cruel, parezca lujoso y glamuroso. Blacklight está inspirada en el Burning Man, la Cultura Rave y las noches nocturnas en las noches de bailes de los clubs neoyorquinos, y es realizada con maquillajes y accesorios que reaccionan a la luz ultravioleta con una postproducción mínima. 

©Reka Nyari - Geisha Ink 3

©Reka Nyari – Geisha Ink

©Reka Nyari - Geisha Ink 1

©Reka Nyari – Geisha Ink

Para terminar, además de su web os dejamos con sus redes sociales donde, a pesar de las continuas censuras en Facebook e Instagram por culpa de la absurda (y no nos cansaremos de seguir denunciándolo) manía hacia los pezones femeninos, es bastante activa tanto en su vertiente comercial, y artística como videográfica: VimeoTwitterBehancePinterestFlickr

©Reka Nyari - Geisha Ink 2

©Reka Nyari – Geisha Ink