Hoy vamos a hacer un pequeño homenaje póstumo a una artista de Los Ángeles, fallecida hace poco en un accidente de coche. La noticia me la ha hecho llegar mi amigo Ed Wheeler, que sabe de mi admiración y respeto hacia el Arte en general y. hacia la comunidad de deviantArt en particular, de la que Uno de los nuestros se nutre con asiduidad y, a la cual, pertenecía Farewell Hakubaikou. La carne es perecedera, pero el Arte es inmortal y, es a través de ese Arte, que será recordada más allá del tiempo. Descansa en paz.