Sarah Bishop es una artista nacida en Hunter Valley, Australia, en una propiedad rural que sirvió de base para su Arte, su fascinación por la naturaleza, el color, la textura y la forma de todo lo que le rodea. Su amor por los viajes y la aventura ha influido enormemente en su trabajo, el cual es una invitación a vivir con el estilo y la sensibilidad que respiran sus lienzos. Su trabajo ha sido bien recibido en Australia e internacionalmente. En su web encontramos diferentes series de sus acrílicos, muchas de ellas directamente relacionadas con sus viajes, pero sin duda la que más nos llama la atención son sus chicas de caderas imposibles y enormemente sexys, que ella plasma con lineas suaves, colores cálidos y una sensualidad envolvente.