©Thomas Devaux – Les Bras

Thomas Devaux es artista nacido en Francia en 1980 que vive y trabaja actualmente en París. En su obra, oscura y elegante, existe una dualidad del espíritu al que la mayoría de sus personajes se enfrentan. Su trabajo le hace a uno cuestionarse el carácter efímero de la belleza, e incluso su noción misma. Devaux trabaja en el mundo de la moda, de donde saca sus imágenes que luego desconstruye a través de fotomontajes o collages y que terminan acercándonos a las pinturas renacentistas a través de sus creaciones. Sus fotografías han aparecido en diferentes revistas y exposiciones individuales y colectivas, y ha publicado un libro llamado Attrition.

©Thomas Devaux – La Douche
©Thomas Devaux – La Mariee
©Thomas Devaux – La Danseuse
©Thomas Devaux – Tatoo

Repleto de referencias clásicas y reinventando personalidades mitológicas, Thomas Devaux se divierte jugando con diferentes estilos fotográficos antes de que finalmente la fotografía cubra sus huellas, dejando tras de si una obra que es hermosa, pero técnicamente un misterio para el ojo desnudo. Con muestras fotográficas tomadas desde el mundo de la moda, separa las personalidades y los materiales de su entorno con el fin de duplicarlos, descomponiéndolos con el fin de construirlos. Devaux empuja los límites de la fotografía de tal forma que la obra artística final de casi imita la apariencia y el espíritu de la litografía. El ama la deconstrucción tanto como el equilibrio. Más precisamente, el concepto de «equilibrio controlado», construido con el exclusivo propósito expreso de su propia destrucción final y su concepto de aislamiento dramático en el que la personalidad «se deshace», se ha convertido en su estética fundamental irresistible.

©Thomas Devaux – Les Visages et La Main
©Thomas Devaux – La Femme et La Tete
©Thomas Devaux – Sombre
©Thomas Devaux – l Autre

El significado detrás de las imágenes de Devaux podría ser una declaración contra la idealización de la gente, tanto si se trata de la imagen de su cuerpo o de un significado religioso. Ha tomado un ejemplo clásico de bellas artes y lo ha convertido en una nueva forma de arte que a algunos espectadores puede herirle en su sensibilidad. Las imágenes de Devaux son un ejemplo de que la tecnología ofrece nuevas posibilidades en la creación de arte. Una combinación convincente de dos imágenes ahora se pueden crear fácilmente cuando había sido casi imposible. La frase «la cámara nunca miente» ya no es válida con la ilusión que se ha hecho y se plantea la pregunta, «¿puedes siempre creer lo que vemos?» Nuestros conflictos lógicos con nuestros ojos hacen que a veces sea difícil decidir qué creer.

©Thomas Devaux – L aile
©Thomas Devaux – Ses Levres (Zoom)
©Thomas Devaux – Tokyo (Zoom)