©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

Juan Nepomuceno es un artista que trabaja casi exclusivamente la ilustración digital, sobre todo por la posibilidad que ofrece de hacer un trabajo más rápido que usando otras técnicas, y cuya obra muy colorista y desenfadada ha ido perfilando para darle ese toque personal y reconocible que todo artista persigue. Ya desde niño sintió una gran pasión por el dibujo y la pintura, decidiendo que el camino del arte era el que deseaba seguir en su vida, y así desde hace unos diez años se dedica a realizar diversas labores tanto en pintura, como en diseño gráfico y creación de webs.

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

Pero sin duda la parte que nos interesa, y por la que el propio artista siente predilección es su obra erótica. Y llegando a esto hay dos cuestiones, por qué y cómo ha llegado hasta aquí. “Hay algo que tengo muy claro: siempre he sido una persona curiosa e inquieta. Me gusta trabajar deprisa y llevar varios proyectos por delante, sin centrarme en lo mismo mucho tiempo.” Nos comenta Juan, “Mi curiosidad es lo que me lleva a explotar la vena erótica. En mi tumblr hay un par de pinturas-citas, una de Klimt (aunque no es exactamente suya, sino que es una interpretación de sus palabras) y otra de Matisse, que me sirven como punto de partida y definición de lo que busco al realizar mi obra erótica.”

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

La vida de Juan Nepomuceno ha estado marcada por importantes sucesos que han influido notablemente en su trabajo. “Sufrí una enfermedad muy grave desde los 12 años, una leucemia muy rebelde (con trasplante de médula ósea incluido) que me trajo otras enfermedades graves asociadas y que me mantuvo enclaustrado en casa desde el año 1997 hasta 2005. Aparte de curioso e inquieto, algo que he sido durante casi toda mi vida es autodidacta. Estudié por mi cuenta desde los 15 años, y con la pintura me sucedió lo mismo, aprendí solo, aunque desde niño había apuntado cierto talento. Todos estos años me sirvieron para abrir la mente sin salir de casa. Leí mucho, escuché mucha música y vi mucho cine. Podríamos decir que me auto-culturicé de una forma no convencional.”

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

A pesar de todos los inconvenientes, una vez recuperado de su enfermedad estudió y trabajó como maestro, pero sus inquietudes artísticas y personales le llevaron a la conclusión de que no quería dedicar su vida a algo que no le satisfacía plenamente, así que, con valentía y decisión se atrevió a dejarlo todo a un lado y dedicarse de lleno al arte. “En esa época de mi vida, alrededor de 2011, cree mi página web y surgió el lema que la adorna: “deja de pensar, deja que todo fluya, siéntate al sol y disfruta de la vida”, que es una declaración de intenciones. Ya había sufrido demasiado con una vida tan jodida durante tantos años y deseaba dedicarme a algo que me hiciera feliz.” Y ese es el objetivo principal de su obra: la felicidad. Por eso pinta lo que pinta y se dedica enteramente a dicha labor a pesar de las dificultades que acarrea poder vivir de ello. Después de haberlo pasado tan mal, el arte significa una liberación constante, una especie de “carpe diem” con el que disfruta enormemente.

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

“Durante los últimos años he viajado mucho para recuperar el tiempo perdido, y en todos los lugares y en muchas personas he encontrado elementos que me han inspirado para pintar. El erotismo lo he encontrado más en la gente que en los lugares. Lo klimtiano (“todo arte es erótico”), combinado con lo matisseano (“somos parte de la naturaleza y debemos contemplarnos con la misma curiosidad que la estudiamos”), son principios en sí mismos que me hacen abordar esta temática desde un punto de vista curioso (y no siempre necesariamente lascivo, aunque a veces sí) que me hace sentir la necesidad de ver, disfrutar, capturar y plasmar esa belleza. Es sencillo, pero no por ello menos hermoso.”

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

Además de charlar y poder conocer un poco mejor a Juan Nepomuceno a nivel personal y artístico, este nos ha cedido gentilmente algunas de sus obras inéditas para este post. En ellas hay un cierto cambio con las que ha ido publicando en su Tumblr. Sus nuevos dibujos son de estética más colorista, menos detallista y más esquemático en según que obras, resultando a la vez más impactante. Además del citado Tumblr y su web, el trabajo de Juan lo podemos seguir en Facebook, Instagram y Twitter.

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno

©Juan Nepomuceno