Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak es un artista digital nacido en Polonia en 1978 y del que apenas encontramos más información personal, pero a cambio nos deja un extenso portfolio de creaciones digitales en diversas páginas, de deviantArt donde lo encontraremos bajo el seudónimo de anapt, a photodom y 500px, entre otras. También se pueden adquirir algunas de sus obras a través de fine art america. Su trabajo evoluciona a través de la fotografía hacia un surrealismo turbio y enormemente creativo. Además, podemos degustar su fotografía pura en otra cuenta de deviantArt donde se da a conocer como anaptTheSecond.

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak experimenta constantemente con sus creaciones digitales, ayudado de los medios que le concede la tecnología y de un derroche de imaginación y creatividad bien encauzada que le acaba dando una personalidad propia y fácilmente reconocible, algo a veces difícil en el mundo de los artistas digitales. La obra de Simon tiende a mostrarnos un mundo sombrío y a la vez desenfadado, pues no cabe la menor duda de que se divierte con sus creaciones, dándoles un aspecto humorístico a muchas de ellas en medio de ese mensaje post apocalíptico que parece querer transmitirnos.

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

La obra de Simon Siwak es casi por completo monocromática, predominando los grises y dejando el color para ocasiones puntuales. Esto facilita también el reconocimiento de su obra, así como las deformaciones de sus personajes, que viven solitarios en fondos planos o en medio de edificios de una urbe que parece querer axfisiarlos. El surrealismo de sus composiciones nos irán transportando a través de distintas sensaciones y emociones en un viaje de largo recorrido donde encontrar diferentes respuestas a distintas preguntas. Las imágenes de Simon Siwak son, como ya hemos comentado, abundantes y entretenidas, solo hay que saltarse los filtros que las diferentes páginas tienen a modo de censura (algo que en este caso roza lo absurdo), y disfrutar tranquilamente de este viaje de largo recorrido.

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©

Simon Siwak©Simon Siwak©